Flamenco gitano - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Flamenco gitano

Entre canciones, muchas palmas, bailaores y algunos invitados sorpresas, David Amaya despide este exitoso año con un show, este sábado, en La Trastienda.

Oriundo de Madrid, se vino para la Argentina en el 99 escapando de una adicción complicada a las drogas. Nuestro país, en aquel momento, estaba clean de esa sustancia. El aire, los lugares y la gente de Buenos Aires lo fueron cautivando, se hizo de un grupo de amigos músicos, y comenzó a tocar con su guitarra flamenca por distintos barcitos de Capital. El público iba creciendo y los lugares comenzaban a quedar chicos. En poco tiempo formó su banda "David Amaya & gitanos de Buenos Aires" que este sábado a eso de las 23:30 se presenta en La Trastienda (Balcarce 460 / Tel: 4342-7650)

Con una noche que promete mucho flamenco, baile, palmas y taconeos, David nos adelanta que va haber, además, una sección de violín, viola y flauta traversa, para darle un estilo más de cámara a algunos temas. "Además, voy a presentar el videoclip Reina del Plata , que grabamos con Diego Torres, y que quedó muy bonito", cuenta Amaya.

El cantaor está feliz, este año no pudo ser mejor. "No sé si llamarlo suerte, o qué, pero me está yendo muy bien. Tuve una respuesta increíble en los shows que di en La Trastienda, colmado de gente, donde todo el mundo quedó muy contento", recuerda. Pero eso no es todo. Su primer disco, que lleva el nombre de la agrupación, salió en México, donde se está vendiendo a una velocidad sorprendente. "La gente lo está comprando, sin siquiera haber ido nosotros a hacer promoción, lo toma de las góndolas", dice sonriendo. Su primer trabajo, en el que combina el flamenco, con aires de tango y ritmos rioplatenses, cuenta con la participación de artistas invitados de renombre como Diego Torres, La Niña Pastori y Miguel Carmona. Y hay más: a comienzos de 2008 se editará también en España.

¿Cómo te pegan las fiestas? "Yo no las celebro, no hago nada especial, no festejo. Pienso que la Navidad es para los niños, y los regalos para el árbol. Por supuesto, para mis hijos lo festejo, para mí no. Sí me hago promesas cada fin de año para el año venidero, este año voy a hacer ésto, lo otro , aunque, generalmente, tampoco las sostengo, me duran los primeros meses. ¿Qué promesas vas a hacer para el 2008? "Creo que son las mismas del año anterior... que no cumplí", dice riendo.

TE PUEDE INTERESAR