Cóctel de psicodelia - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Cóctel de psicodelia

El grupo barcelonés llega por primera vez a nuestro país para presentar su quinto disco, Costa Azul. Alejados de la experimentación más cruda, hoy buscan conquistar con su psicodelia de cóctel.

Saltaron a la fama gracias a un concurso de jóvenes talentos de Hospitales y desde ese momento no pararon de crecer en España. Grabaron la mitad de su discografía en inglés y con su cuarto álbum, Fascinado, pasaron al español. Afianzados en su idioma original, Marc, Jesús y Axel llegan a la Argentina para mostrar todo su material y salir "a matar" al público argentino.

Costa Azul hace mucha referencia al mar mediterráneo, ¿los inspiran los lugares físicos al momento de escribir?
Sí, siempre trabajamos en nuestro estudio que es muy cerca del mar y cuando nos ponemos a grabar vemos desde la ventana al mar. Creo que esto, mas el olor, el ritmo, la ciudad de Barcelona y los lugares de la costa catalana en donde veraneamos en nuestra niñez influyeron en nuestra música. El ambiente nos sirve como lugar de reclusión, cuando algo nos agobia tendemos a ir hacia el mar para relajarnos. Nos gusta pensar que este disco por fin plasma el efecto que tuvo el mar mediterráneo en nuestras vidas, en nuestro pequeño homenaje.

El concepto del disco está inspirado en las novelas de Scott Fitzgerald, ¿siempre les gustó leer?
Sí, siempre fuimos buenos lectores. Escuchamos mucha música pero a veces pasamos más tiempo leyendo que escuchando música, así que a la hora de escribir es lógico que esto acabe plasmándose en las canciones. En esta ocasión y con la promoción de Costa Azul se citó a este autor y su influencia es una obviedad.

¿Saben si sus fans adoptan sus gustos por la música o la lectura y los toman?
Estaría bien que fuese así, porque cuando leemos una entrevista de un músico que admiro y habla de un escritor o de un disco rápidamente voy a la tienda a buscarlo, a comprarlo y a leerlo para tratar de entender más al artista. Espero realmente que la haga eso con nosotros. Con las referencias ayudas a entender al grupo y a su realidad.

Con este disco se alejaron un poco de la psicodelia que los caracterizó tanto al principio, ¿porqué tomaron ese rumbo?
No estamos de acuerdo contigo. La psicodelia es un estilo musical que es muy difícil de definir porque abarca muchos tipos de música. En este disco hay muchas armonías vocales inspiradas en nuestra influencia por los Beach Boys, que a partir del 66 hacían psicodelia, como música más experimental. Ahora estamos tratando ese tipo de psicodelia, que es más humana. Ahora traducimos nuestra pasión por psicoledia en otros elementos, pero está en igual cantidad. Han pasado los años y no podemos hacer canciones con el mismo efecto que hacíamos anteriormente porque tenemos otros referentes y otras necesidades. Nuestra psicodelia hoy en día es elegante y sofisticada, de cóctel.

Es su segundo disco en español, ¿les costó mucho el cambio?
Sí que nos costó. Con el disco anterior a Costa Azul fue traumático, pero ahora estamos más cómodos porque podemos trasmitir lo que llevamos dentro y nuestras madres pueden entendernos.

¿Nunca pensaron hacer un disco en catalán?
Es que si cantas en catalán hay un gran problema: sólo tocas en Cataluña. Y al final es lo que pasa porque los grupos que cantan en catalán sólo tocan allí, no pueden hacer giras en Madrid o en Galicia porque nadie los entiende y nadie los contratar para tocar ahí. Es una lástima que no haya un intercambio cultural más natural, es una pena.

Es su primera vez en Argentina, ¿ya tuvieron oportunidad de escuchar algún grupo o de leer autores de acá?
Bueno Julio Cortázar es un autor fundamental, básico y necesario. Músicos conocemos muy pocos, casi no tenemos referentes argentinos ni españoles, son todos ingleses o estadounidenses. El único que conocemos y es referente es Andrés Calamaro.

¿Cómo va a ser su show el viernes?
Es muy especial porque sabemos que vamos a tocar para un público que no nos conoce, y eso inmediatamente te coloca en la misma situación que estabas hace diez años, cuando tocabas por primera vez en un bar de Barcelona. Sabías que tenías una oportunidad única de conquistar a la persona que venía a verte sin conocerte, porque sabías que eso iba a generar que quisiera o no volver a verte. Hay una motivación especial: quiero gustarte y que sin que sepas nada de mí salgas pensando que valgo la pena. Haremos una selección de nuestros mejores temas y saldremos a morir, para hipnotizarlos.