¿Quién es el Rey del Jueguito? - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

¿Quién es el Rey del Jueguito?

Es el ecuatoriano Gustavo Tello, que anoche le ganó la batalla final al argentino Carlos Iacono y se quedó con el título de Mejor Jugador de Estilo Libre de Latinoamérica. En el Teatro El Nacional participaron chicos de 16 países y un jurado top: Jorge Griffa, Enzo Francescoli y Fernando Redondo. 

A diferencia de los cultores del fútbol Freestyle de la vieja guardia que crecieron viendo a Diego Maradona haciendo malabares en los entretiempos de los partidos de Primera, los de esta época quizás elijan como referente al jovencito que tenía su segmento fijo en Nico, el programa que conducía Nicolás Repetto. Es que, a finales de los 90, era común que la previa del picadito en la vereda tuviera unos minutos exclusivos dedicados a intentar que la pelota, luego de haberla impactado con el hombro, durmiera en la nuca, cosa semejante a lo que el chico de las inferiores de Lanús realizaba en el móvil de Repetto.

Pero lo que antes era un guiño a los chicos de la pantalla chica, hoy aparece hasta en los videoclips de rapstars como Timbaland y, por supuesto, tiene nivel mundial: anoche, en el Teatro El Nacional, se disputó la final por el título de "Mejor Jugador de Estilo Libre" organizado por Red Bull, de la que participarán representantes de 16 países latinoamericanos, entre ellos un argentino... que casualmente también busca jugar en Lanús, como el inspirador de la nueva generación de freestyleros. "Yo empecé con el estilo libre cuando me lesioné el tobillo y no podía entrenar. Ahora me gustaría ganar plata para poder ayudar a mi familia", contó el crédito local, Carlos Iacomo (17), antes de disputar la batalla decisiva ante el ecuatoriano Gustavo Tello, el campeón. Claro que Tello y Iacono no la tuvieron nada fácil: uno de sus rivales fue el brasileño Fernando Oliveira (27), quien presumía de haber sido contratado como doble de Ronaldinho para una publicidad.

Sentados a un costado, los jurados que evaluaron el control y la creatividad de los participantes fueron Jorge Griffa, Enzo Francescoli y Fernando Redondo. Pavada de presión, ¿no? Los jugadores mostraron su rutina de jueguitos y trucos en un formato de batallas de uno contra uno que duraban tres minutos. Cada chico disponía de 20 segundos para lucirse y despuntar sus habilidades. Al sonido de la chicharra debían ceder la pelota a su rival para que éste reaccionara, realizace su performance y, luego, otra vez evolviera el balón a su oponente.

La máxima futbolera anti freestyleros dice que no existe el carácter transitivo hacia el buen juego en cancha de 11, para un fenómeno en los jueguitos. Puede ser, de hecho, por ejemplo, sobran los casos de grandes futbolistas de Futsal que, en otras dimensiones, se convierten en símiles Eber Ludueñas. Así y todo, siempre hay excepciones como el mejicano que salió tercero en la competencia clasificatoria de Monterrey y, a los tres días, el "Tolo" Américo Gallego lo citó para que se incorporara al Tigres, de la Primera División de ese país.

Ya saben: rústicos abstenerse... y ¡que no se caiga!