Los sonámbulos - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Los sonámbulos

Seu George, Chan Marshall (también conocida como Cat Power), Donald Sutherland, Tilda Swinton y el baterista callejero Ryan Donowho interpretan personajes urbanos en las películas que el artista Doug Aitken exhibe gratis en las paredes del MoMA de Nueva York.


SLEEPWALKERS. Así va el trailer.

/>

En un invierno sin nieve, el MoMA de Nueva York se puso en campaña para atraer visitantes al museo y eligió la obra del artista Doug Aitken que se puede apreciar gratis en las paredes externas del edificio del centro de Manhattan. Se trata de Sleepwalkers, una instalación que todos los días transforma esta parte de la ciudad en un autocine, con imágenes tan grandes que pueden verse a varias calles de distancia.

Las películas cuentan historias típicas de una ciudad de gente típica: Nueva York. Así, con cintas de entre 15 y 20 minutos –que se repiten hasta las diez de la noche de cada día hasta el 12 de febrero--, el cantante y actor brasileño Seu George hace de un electricista que ilumina los carteles publicitarios de Times Square; el actor Donald Sutherland, de empresario; la actriz Tilda Swinton, de empleada de oficina; el baterista Ryan Donowho (que se gana la vida en la Gran Manzana como músico callejero de los subterráneos y con sus bandas The Re-Percussionists y Pagoda) le da vida a un cadete en bicicleta y la fascinante Chan Marshall, también conocida como Cat Power, a una empleada del correo.

Entre las repercusiones hubo de todo. El alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, levantó el pulgar: "Es divertido, fascinante y, lo mejor, gratis", dijo. El director del museo, Glenn Lowry, sumó: "Un proyecto como este crea un diálogo muy distinto con el público, que esperamos se inspire a pensar sobre la relación del arte con la ciudad y con la gran experiencia urbana". Claro: a un costo de un millón de dólares, todos esperan que la obra devuelva mucho más. Y no por nada: en el año 2005, los artistas Christo y Jeanne-Claude expusieron más de 7.500 portales metálicos con telas de colores en el Central Park (en una obra llamada The Gates) y atrajeron cuatro millones de visitantes, que dejaron otros 254 millones de dólares en ganancias. 



TE PUEDE INTERESAR