Golpe a golpe - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Golpe a golpe

Todos los lunes, una orquesta de parches se hace escuchar en el patio de la Ciudad Cultural Konex. ¿La nueva estrella? Un senegalés a cargo del djembé. Leé, mirá y escuchá: este es el mundo de La Bomba de Tiempo.

Es lunes y es de noche, y por el patio de la Ciudad Cultural Konex corre una brisa fresca. El clima es perfecto, invita a bailar. Un grupo de chicos con energías de sábado mueve sin parar la cabeza y los piecitos mirando hacia el frente: la atención está puesta en los músicos que, concentrados en lo suyo, improvisan sonidos y prueban climas. El ida y vuelta van in crescendo y sin buscarlo, los espectadores del show se convierten en los invitados a una megafiesta.

Sí, La Bomba de Tiempo tiene todas las cualidades para ser una rave, pero es posible que varios de sus integrantes y su público nunca hayan pisado un boliche de música electrónica. Es que lo suyo son los tambores o, para ser más específicos, un sinfín de instrumentos de nombres difíciles de memorizar, en su mayoría provenientes de África, Centroamérica, Brasil y vaya uno a saber de dónde más. El grupo está formado por algunos de los más destacados percusionistas de la Argentina y cuenta con la dirección de Santiago Vázquez. Pero la atracción, sin dudas, es el nuevo integrante, el senegalés Cheikh Gueye (a cargo del djembé y el sabar). Cheikh llegó hace cinco meses a la Argentina y entró al grupo a través del director. Está contento en Argentina y cuando se le pregunta hasta cuándo piensa quedarse, lanza seguro un "¡hasta siempre!".

Pero Cheikh y sus amigos no se embarcan solos en la aventura de los lunes: en cada función, los músicos de La Bomba reciben a un invitado diferente que se suma con su música a la propuesta de los tambores y la improvisación: el Chango Spasiuk, Hugo Fattoruso, Verónica Condomí, Ramiro Musotto, Fernando Kabusacki, Axel Krygier, Gaby Kerpel y Ale Franov ya han pasado por las escaleras que ofician de escenario, y la lista se engrosa todas las semanas.

Lo importante: todos los lunes de enero y febrero, los chicos seguirán tocando a partir de las 20, como vienen haciendo ininterrumpidamente desde mayo del año pasado. Es que ni siquiera la fiaca de principio de semana puede opacar semejante éxito: la convocatoria siempre supera las 500 personas. La cita es en Konex (Sarmiento 3131) y la entrada sale 5 pesos.

TE PUEDE INTERESAR