Inocente y siniestro - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Inocente y siniestro

El artista crea imágenes en 3D de criaturas fantásticas en un universo enigmático que sorprenden por su creatividad. El inglés, criado en Canadá, destaca a su anterior trabajo en un hospital de niños como la mayor influencia en sus obras actuales. Allí tomaba fotografías de los pacientes y hacía animaciones y dibujos técnicos de temas médicos. Sin embargo, dice que no pinta infantes sino que retrata al alma humana.

Cuando era chico Ray Caesar dibujaba, esculpía en plastilina y usaba papel de estaño para modificar los cuerpos de las muñecas de sus hermanas. En una entrevista con la revista Webesteem Magazine, el artista contó que en un oportunidad usó plastilina gris sobre una pelota de fútbol para crear una "cabeza de Frankestein". Luego rellenó ropa con papel para agregarle un cuerpo, acostó el muñeco en su cama y salió de su casa. Cuando volvió, su padre estaba furioso con él porque al entrar a la habitación había tenido la impresión de que Ray estaba muerto en su cama. " Seguí haciendo cosas como esas y 45 años más tarde algunos lo consideran arte – dice Caesar-. Yo todavía no veo lo que hago como arte, simplemente lo veo como lo que me gusta hacer".

Actualmente Caesar hace imágenes en 3D de personajes fantásticos entre delicados y siniestros con una estética que incluye detalles propios de los retratos de la época de la Revolución Francesa. Pero el artista viene creando desde antes de que se popularizaran las PC y tiene obras realizadas a mano en distintos materiales como pintura al óleo, acrílicos, tinta y otros. "Algunas las perdí, otras se destruyeron y otras andan dando vueltas por mi casa – dijo Caesar a Webesteem Magazine -. Nunca las quise vender porque son un diario personal o la estructura de los aspectos conscientes y subconscientes de mi vida".

Antes de que Caesar comenzara a exponer sus obras en galerías de arte, trabajó haciendo efectos especiales para la productora GVFX, en Toronto. Allí animó personajes para cine y televisión y fue nominado para los premios Emmy, Gemini y Monitor por un show llamado Total Recall 2070 para el que creó vistas aéreas de las ciudades futuristas de Blade Runner, de Philip K. Dick. "No gané el Emmy pero pude vestir de etiqueta, beber scotch en una limusina y charlar con Charles Nelson Rilley en el baño de hombres del Pasadena Civic Auditorium", comentó el artista en la entrevista con la revista de arte y diseño.

Pero el trabajo que más influenció la obra actual de Caesar fue el que desempeñó en el Sick Children Hospital de Canadá, como integrante del departamento de fotografía, durante 17 años. "Un día tenía que tomar imágenes de un chico abusado y otro de los cables y tubos que mantenían con vida a un recién nacido para crear un diagrama técnico que sirviera como herramienta de enseñanza para las enfermeras– describe el artista-. También podía llegar a trabajar con un neurocirujano para crear una animación de la extracción criogénica de un tumor cerebral. Dejé el trabajo cuando unas imágenes forenses me impresionaron demasiado. Pensaba que lo había visto todo pero esas imágenes me desafiaron para comenzar otro viaje".

Aunque los personajes del trabajo actual de Ray Caesar parezcan infantes, él explica que no es así: "No son niños, yo pinto el alma humana. Esa atractiva imagen de la parte oculta de nosotros mismos. Algunos los llamaron fantasmas o espíritus pero yo los veo como el reflejo de lo que realmente somos, con los objetos y contusiones que llenan la vida de cada uno".

Ray Caesar es inglés pero vivió la mayor parte de su vida en Canadá. En su sitio web explica cómo es el método de trabajo que emplea para realizar sus obras.

Mirá la presentación de Total Recall 2070

TE PUEDE INTERESAR