Doña Petrona Punk - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Doña Petrona Punk

Tiene un programa de cocina vegana, escribió un libro de recetas y se acaba de ganar un premio de PETA, la asociación pro-derechos de los animales. ¿Quién es esta punk devenida en show-woman de la cocina verde?


KICK OUT THE JAMS. Isa Moskowitz, cocinando en Portland.
/>
Aunque I love Rock and Roll fue lanzada por The Arrows en 1975, en realidad Joan Jett, siete años después (y no Britney Spears en el 2002), fue quien la popularizó y la dotó de ese verdadero raw power que todavía eriza la piel. Joan Jett –salvaje y rockera, casi una versión en mujer del Motörhead Lemmy Kilmister- no come carne. Y el rock and roll no es lo único que ama; también se deleita con los libros de cocina: "Vegan with a Vengeance está en el estante de mi cocina. Este libro divertido y creativo es delicioso para gente como yo, que no se come a sus mascotas", escribió a modo de prólogo de Vegan with a Vengeance, una biblia de la cocina vegana con 150 recetas originales, editada hace dos años, que ya vendió más de 50 mil copias y que convirtió a su autora, Isa Chandra Moskowitz, en una celebridad del nicho de la comida verde. Isa escribió, además, Vegan Cupcakes take over the World; y está preparando un tercer libro.

"Una vez leí un artículo sobre unas naranjas que crecían sólo en Argentina y creí que se cocinaba mucho con cítricos allá, pero después trabajé con unos compañeros argentinos y cuando les pregunté, me dijeron que no tenían idea de lo que les hablaba...", dice Moskowitz vía mail para confirmar que no sabe nada de cocina argentina. Y claro: ¡el asado no es lo suyo!

Neoyorquina judía de 34 años casada con un carpintero, blogger compulsiva (¡con al menos cinco blogs bajo su órbita!), punk radical desde hace 20 años ("el punk me enseñó a cuestionarlo todo, incluso si tengo que hacer una masita con leche y huevos"), otrora squatter del East Village y vegetariana desde los 16 ("gracias a mi gato y a Morrisey"), Moskowitz cocina siempre prescindiendo no sólo de la carne; sino también de otros derivados animales como huevos, miel y leche. Es que su veganismo va mucho más allá del vegetarianismo. Y aunque para la cultura punk términos como este sean moneda corriente, para la gran mayoría no lo son tanto.

Toda una Doña Petrona Punk, Isa Moskowitz se expande no sólo en papel. Tiene una web capital para los que comen sin carne, The Post Punk Kitchen, y un programa de televisión homónimo tan divertido como rockero, que sale al aire en un canal neoyorquino y también en su web, donde cocina sushi, crepes, matzoh o comida mexicana. Ahí, la chef selecciona, lava, pela, corta y cocina. Sí, como cualquier conductora de cualquier programa de cocina... Pero mucho más hardcore que las chicas de Cosmo Urbano (el programa de Utilísima Satelital) y mucho más do it yourself que Narda Lepes, amante del rock nacional. Con sus 150 recetas originales (por aquí, un breve paseo en flash), que van de los knishes a las samosas, de lo cocido a lo crudo y de lo exótico a lo familiar, Moskowitz ganó la semana pasada un Premio Proggy (por "progesista") de PETA, uno de los mayores organismos por los derechos de los animales (junto a ella también fue premiado Arnold Schwarzenegger, en el rubro Político Más Progresista...¡!).

Las encuestas americanas indican que entre un 2 y un 3 % de los adultos son vegetarianos, pero el índice crece entre los jóvenes. El 10 % de las chicas de entre 13 y 18 dijo jamás haber probado carne y un 30 % de estudiantes consideró "muy importante" tener opciones verdes en los menúes de los campus universitarios. En Argentina, país ganadero por excelencia, no hay datos certeros, pero sí cada vez más restaurantes del lado verde. Y una vieja tradición de cocina y cultura animal friendly, que subsiste en el underground del hardcore punk y el straight edge local.

¿Qué puede hacer un vegetariano en el país de la carne? Moskowitz responde: "Lo mismo que cualquier otro vegetariano del mundo. Simplemente cocinarse lo más que pueda. Tener mentalidad positiva, conocer otras personas a las que le guste comer lo mismo y compartir las creaciones propias. Creo que la comunidad es importante, así que en el caso de que no conocieras a ningún otro vegetariano, lo mejor es unirse a una comunidad online".

Sushi, tofu, salsas, sopas, tamales, pasteles, tartas, tortas, postres en general... Moskowitz cocina en todos los frentes: "Nuestras recetas son testeadas y perfeccionadas para que cada vez comas más rico. Tratamos de mantener ingredientes sencillos, para que los platos estén al alcance de cualquiera. Probá y si necesitás ayuda, acá estamos, ¡a sólo un mail de distancia!" , invita desde su web. ¡Y no queda otra que probar...!









TE PUEDE INTERESAR