Pop irónico - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Pop irónico

Desde Brasil, la banda fetiche del mundo indie: chicas que cantan y chicos que aprendieron a tocar arriba del escenario y se ríen del divismo pop. Melodías retro cool electrizadas y audacia que nacieron en 2003 con un cd-r y –gracias a Internet–están de gira con Ladytron en Europa.

Electro rock, tropicalia y desparpajo destila esta banda engendrada en el más puro estilo DIY (do it yourself). Porque los Cansei de ser sexy –pronunciar con acento brasileño y queda más charming ;)– nació como una broma. Fue en septiembre de 2003, cuando un par de chicas de San Pablo llamaron a un productor amigo con la idea de armar una banda donde nadie supiera tocar instrumentos.

Ira Trevisan y María Elena Zerba se conocían de la escuela de arte con Adriano Cintra, que terminó siendo el baterista y único al tanto de las notas musicales en la banda. Además del único hombre. En el camino reclutaron sólo chicas: un par de guitarras (Luiza Sá y Ana Rezende) y a las vocalistas Clara y Luisa Lovefoxxx, deslumbrante mujer de rasgos orientales que se convirtió en compositora de las letras hilarantes, (ahora) en inglés y con las hormonas a pleno.

En busca de un nombre, una revista les puso delante las declaraciones de la diva pop Beyoncé Knowles quejándose de su condición: "I m tired of being sexy" (estoy cansada de ser sexy), dijo la morena e inmediatamente inspiró al power rock brasileño más fresco que se puede encontrar. Algo del electroclash de Chiks on Speed, actitud Nine Ich Nails, con sensibilidad y estética pop (muy New York style) y la cultura dance impregnada. Dicen que suena a Goldfrapp. Hay que escucharlos.

Si antes de sacar el primer disco llenaban todos los bares donde tocaban en vivo, como los Arctic Monkeys, su tobogán fue Internet. Se dieron a conocer por la plataforma Trama Virtual, una comunidad musical muy popular en Brasil. Después llegaron los MySpace, la explosión del Fotolog, una web bien bizarra y la fascinación con YouTube. Suben videos de lo que sea todo el tiempo, como el cumpleaños de Luisa Lovefoxx, entrevistas y mucho show en vivo. El primer disco, además, vino con declaración de principios: un cdr virgen de regalo para copiarlo y regalarlo a alguien. Inevitable difusión DIY.

A tres años del chiste, fueron reclutados por el sello SubPop (el mismo que descubrió a Nirvana) que editó en Estados Unidos, Europa y Japón "CSS SUXXX", un compilado de canciones de su disco y epés anteriores. Y ya compartieron fecha y escenario nada menos que con Soulwax, 2ManyDJ s y Kraftwerk. Diplo, enamorado de su espíritu de favela con matices del jet set neoyorquino, se declaró fan de su estilo; M.I.A. los adora y en este preciso momento están de gira por Europa con Ladytron.

A Paris Hilton, de verla borracha en las fiestas en los Fotologs, le dedicaron un tema "Meeting Paris Hilton", y ella incluyó el track en su reallity The Simple Life. Diversión, excesos y mucha irreverencia en todos los aspectos. Al mundo de las celebridades, desde la bizarría del pop arty, CCS está dando una clase de ironía. Y suena bien.

TE PUEDE INTERESAR