Folklore yanqui, del bueno - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Folklore yanqui, del bueno

Tras cinco años de ausencia, viajes y reencuentros, Swank vuelve a la Argentina con su mezcla de swing, a-go-go y soul Jazz. De la mano de Ryan Anderson, proponen nada menos que "folklore yanqui, pero posta".

Ryan Anderson y Timoty Cid se conocieron en 1998, cuando El Imaginario se llamaba El Sótano, quedaba por Palermo y había un tal Skay Beilinson zapando en el escenario. Ray, estadounidense y profesor de Historia, venía de hacer su tesis en Nigeria, iba a pasar unos días en la Argentina y ya zarpaba a Chile. Pero un amigo le presentó a Timoty, en ese momento percusionista de Willy Crook y los Funky Torinos, y terminaron... armando Swank. De allí al recién inaugurado Shamrock, a Mundo Bizarro y Niceto todo fue cuestión de onda, menos zapada y más ensayos. Y de ese momento hasta el segundo disco, el que presentan esta noche en Claps (25 de Mayo 726), pasaron 8 años, y más vueltas por el mundo.

El primer disco de la banda, "Swank", fue editado por EMI y Future records en 2000 y varios de sus temas siguen sonando en programas de televisión y de radio. Pero no fueron "diferencias musicales", ni de "conceptos artísticos" los que los distanciaron en 2001. Fue algo parecido a lo que le sucedió a muchos argentinos: crisis, Europa y después. "Yo me fui a Madrid, toqué con el percursionista de Paco de Lucía y en Canarias, y Ryan tocó con una big band de jazz en San Francisco", cuenta a Ciudad.com Timnoty Cid, el percusionista de Swank. Y la vuelta a la Argentina también fue parecida a la de muchos: "Nos empezamos a mandar mails para volver con el proyecto", cuenta Cid. Un proyecto que, dice, hoy está más "maduro", y les permite jugar más con los ritmos que siempre les gustaron: los clásicos de los 50, los artistas de la Blue Note, el a go-go jaezado de Jimmy Smith (el pianista que cambió la forma de tocar el órgano Hammond en la mitad del siglo 20) y Grant Green (un talento de la guitarra venido del rithm & blues que supo darle expresión al bebop), el swing, siempre más cerca de los 50, más cerca de los comienzos que los temas más conocidos de los 60.

Buena valija, entonces, para esta vuelta a Buenos Aires. "Está bueno lo que conseguimos, porque Ryan, al venir de Estados Unidos, tiene muy claras las raíces del folklore de su país, pero compone sus temas para tocarlos con nosotros, y es original", se entusiasma Timoty, a quien, esta noche, acompañarán Hernan Graveloni, en bajo y Fernando Rusconi en Hammond. Con Rusconi y Anderson Timoty Cid también comparte ensayos y shows de El Soldado, toca con Palo Pandolfo, y es sesionista de las bandas de Axel Krygier y Deborah de Corral.

Como toda fiesta de bienvenida, pronostican sorpresas: Valentino y Divina Gloria ("una amiga, muy amiga"), y, quién dice, la presencia de Debora Dixon de Las Blacanblús, que canta en el que será el corte difusión del nuevo disco, "Wherever You Are", que estará en las calles en abril de 2007. Y esperen, nomás, que otros de los invitados frecuentes de Swank son Patán Vidal y Valentino. Como para no perder la costumbre de estar rodeados de lo mejor de la música negra local.

TE PUEDE INTERESAR