Duro mea culpa de Nazarena Vélez tras las críticas que recibió por quebrarse en la obra de Barbie: "No puedo manejar la oscuridad en la que estoy sumergida" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Duro mea culpa de Nazarena Vélez tras las críticas que recibió por quebrarse en la obra de Barbie: "No puedo manejar la oscuridad en la que estoy sumergida"

La actriz se expresó sin filtro luego de escuchar los cuestionamientos por su desconsolado llanto en el estreno de La Casa de Bernarda Alba

"Soy una hija de p… pero no puedo manejar toda la oscuridad en la que estoy sumergida".

La presencia de Nazarena Vélez el martes por la noche en el estreno de La Casa de Bernarda Alba, en Mar del Plata, se transformó en el tema del día: la actriz no pudo contener las lágrimas al ver a su hija Bárbara Vélez sobre el escenario. La joven interpreta en la pieza a una chica que se suicida ahorcándose, como ocurrió con Fabián Rodríguez, una trama demasiado fuerte para su mamá.

Las cámaras de AM la captaron quebrada en llanto mientras aplaudía a su hija y la dolorosa situación generó un acalorado debate en el que Amalia Granata (panelista invitada al programa) tildó de “morboso” el material donde se ve a Nazarena llorando. Una crítica que molestó tanto a Pía Shaw, la cronista a cargo de la nota, como a Laura Ubfal.

Ante los cuestionamientos por su dolorosa reacción, Nazarena se expresó en Twitter con un mea culpa muy fuerte. Primero, retuiteó un mensaje de Connie Ansaldi que decía “Pobre Barbie Vélez”, al que ella le agregó: “Realmente. Jamás pensé morirme en vida otra vez. Igual fue su Gran Noche; su ángel supera mi desgarro”.

Luego, volvió a escribir en la red social: “Lamento y entiendo que no hablen de la Luz de mi bebé por mi puta IGNORANCIA Y EGOÍSMO al suponer que todo lo manejo. Sólo quería verla (es mi orgullo)”.

Nazarena también se comunicó por Whatsapp con Marcela Tauro, quien leyó en Intrusos una serie de mensajes muy fuertes de Vélez: “Estoy hundida en una depresión insostenible. Pensé que me moría ayer cuando escuché el grito de un personaje diciendo ‘se ahorcó’ y sabía que ahí adentro estaba mi bebé”, aseguró sobre la similitud de la obra con la historia de su marido.

"Lamento y entiendo que no hablen de la Luz de mi bebé por mi puta ignorancia y egísmo al suponer que todo lo manejo. Sólo quería verla".

“Lo viví sin darme cuenta lo que pasaba. Lo hablé con mi psiquiatra y me dijo que existía la posibilidad de que me sienta morir o que no pasara nada. Me pasó lo que se sabe. Sé que podía no ir pero es mi bebé, mi Barbie, mi nena. Ella está orgullosa de lo que está haciendo, que es increíble. Pude disfrutarla toda la obra y jamás creí asfixiarme al final. Pobre Barbie, soy una torpe hija de p… Tenía que imaginarlo pero juro que pensé que lo iba a pasar dignamente, sin cag… la noche a mi hija”, escribió a Tauro, muy dura consigo misma.

Sin filtro, Nazarena continuó: “No paro de llorar, estoy acostada. La amo, ¿cómo no iba a ir a verla? Mi hija está espléndida en la obra, me preguntó si me la podía bancar y yo obvio que sentí que sí. La amo con mi sangre. Debí esperar… debí no viajar en Miami en Marzo, debí no traer a Jazmín a Buenos Aires. Soy una hija de p… pero no puedo manejar toda la oscuridad en la que estoy sumergida. De rodillas le pido perdón”, haciendo referencia crudamente al suicidio de Fabián y a la muerte de su hermana Jazmín.

 “Pobre mi bebé, sólo lastimo sin querer, quiero sanarme te lo juro por Dios y creí que esto iba a ayudar, pero no. Ya no sé qué hacer. Estoy medicada nuevamente”, concluyó Nazarena, a corazón abierto. 

TE PUEDE INTERESAR