¡Emocionante guiño del destino! Estela de Carlotto le había escrito a su nieto: "Descubrirás que te gusta la ópera, la música clásica o el jazz" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

¡Emocionante guiño del destino! Estela de Carlotto le había escrito a su nieto: "Descubrirás que te gusta la ópera, la música clásica o el jazz"

La presidenta de Abuelas de Playa de Mayo le escribió en 1996 una conmovedora carta a Guido, que es músico y fundó una banda de jazz, con motivo de su cumpleaños número 18.

Parece increíble. El destino les tenía preparado a Estela de Carlotto y su nieto Guido un especial encuentro que demoró más de 35 años.

Estela: "Y buscarás en el rostro de tu madre el parecido y descubrirás que te gusta la ópera, la música clásica o el jazz (¡que antigüedad!) como a tus abuelos". 

Guido, o Ignacio Hurban, estaba muy cerca pero a la vez muy lejos. El hijo de Laura, la hija de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo fue recuperado este martes 5 de agosto, luego de que él mismo se presentara para hacerse los análisis de ADN. La jueza María Romilda Servini de Cubría fue quien le contó la feliz noticia a Estela y a partir de ahí todo fue alivio, felicidad, desahogo, amor.

Los medios rápidamente se hicieron eco de la noticia y la historia de la búsqueda de Guido se repitió una y otra vez en la televisión, diarios e internet. Dentro de todas las aristas de los relatos, hubo un detalle que llama poderosamente la atención. Algo así como un guiño del destino.

Estela de Carlotto le había escrito en 1996 una conmovedora carta a Guido, con motivo de su cumpleaños número 18. En el documental Yo, Estela, del ciclo Ficciones de lo real de canal 7, la presidenta de Abuelas aparece leyendo en voz alta las emotivas líneas.

Increíblemente Guido, o Ignacio Hurban (tal su nombre hasta su recuperación) estudia música desde los 12 años, es concertista de piano. Creó Jazz del Sur, una asociación para la difusión y producción de eventos de jazz en Argentina.

En medio de la carta es donde aparece la emotiva "coincidencia". Estela dice: "...Y buscarás en el rostro de tu madre el parecido y descubrirás que te gusta la ópera, la música clásica o el jazz (¡que antigüedad!) como a tus abuelos...". Increíblemente Guido, o Ignacio Hurban (tal su nombre hasta su recuperación) estudia música desde los 12 años, es concertista de piano, actualmente es director de la Escuela Municipal de Música Hermanos Rossi de Olavarría, ciudad que vive. Creó Jazz del Sur, una asociación para la difusión y producción de eventos de jazz en Argentina, asociación que tiene a su cargo el ciclo Jazz+jamm que representa uno de los únicos ciclos de jam´s sessions de Buenos Aires. También participó como pianista y compositor de 3+1, entre otros trabajos relacionados con ese género músical... el mismo que tanto les gustaba a sus abuelos maternos.

LA CARTA COMPLETA DE ESTELA A GUIDO EN 1996

"Hoy cumples 18 años y quiero contarte cosas que no sabes y expresarte sentimientos que no conoces. Tus abuelos formamos parte de esa generación que asigna a cada fecha un valor especial y singular. El nacimiento de un nieto es una de esas fechas. El bautismo (o no), los primeros pasos, la comunión (o no), la caída del primer diente, el jardín de infantes, el delantal blanco y el pedido de: abuelita 'enséñame las tablas'. Son momentos que trascienden. Por eso esta fecha, en que cumples 18 años pasará a ser especial y singular como todas las otras que no pudimos vivirlas contigo. Porque te robaron de los brazos de tu mamá Laura a las pocas horas de nacer, en un hospital militar, esposada, custodiada, para luego furtiva y arteramente robarte para un destino incierto. Estarás creciendo en tus soñadores y bellos 18 años con otro nombre, Guido. No es tu papá y tu mamá los que festejen contigo el ingreso a la adultez, sino tus ladrones. Lo que no se imaginan es que en tu corazón y tu mente llevas, sin saberlo, todos los arrullos y canciones que Laura, en la soledad del cautiverio susurró para ti, cuando te movías en su vientre. Y despertaras un día sabiendo cuanto te quiso y te queremos todos. Y preguntarás un día '¿dónde puedo hallarlos?'. Y buscarás en el rostro de tu madre el parecido y descubrirás que te gusta la ópera, la música clásica o el jazz (¡que antigüedad!) como a tus abuelos. Escucharás Sui Generis o a Almendra, o Papo, sintiéndolos en lo profundo de tu ser porque así lo sentía Laura. Despertarás, querido nieto, algún día de esa pesadilla, y nacerás para tu liberación. Te estoy buscando. Te espero. Con mucho amor. Tu abuela, Estela".

TE PUEDE INTERESAR