María Eugenia Ritó admitió una recaída por alcohol y confesó: "Volveré a internarme por las noches, pero sigo en el Bailando" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

María Eugenia Ritó admitió una recaída por alcohol y confesó: "Volveré a internarme por las noches, pero sigo en el Bailando"

Entre lágrimas, la participante de ShowMatch fue a Este es el show y reveló que dormirá todas las noches en la clínica de rehabilitación.

Tras la recaída que María Eugenia Ritó admitió haber tenido cuando trasnochó y tomó alcohol con amigos, la difusión de las imágenes caminando desorientada por la calle, más allá de la polémica por la publicación de las mismas, provocó una rápida y saludable reacción en la vedette. Despojada de todo ego, la participante de ShowMatch afirmó en Este es el show que pretende remediar su desliz y se volverá a internar en una clínica de rehabilitación.

"Una noche salí, obviamente, tomé un par de copas. Pequé… Pasa por el hecho de decir que consumí pastillas con alcohol, te detona. No se debe hacer. No lo venía haciendo. Mi adicción es por el consumo de cocaína, pero yo no recaí en eso".

Plantada firme en el centro del estudio, Ritó asumió: "Una noche salí, obviamente, tomé un par de copas. Pequé… nada. Es una recaída. Yo estuve mal. El otro día hablé de ignorante cuando dije que no tuve una recaída. La tuve, sí. Pero no con drogas. Hablé con la institución (donde estuve internada), de hecho estoy acá con Enrique, mi acompañante terapéutico de la clínica Carpe Diem. Me citaron, ya me habían dicho que no podía tomar alcohol, pero bueno, después de siete meses de estar limpia, de no consumir drogas, un par de copas, con la mezcla de las pastillas que me recetaron... Igual, no estoy tomando muchas pastillas. Pasa por el hecho de decir que consumí pastillas con alcohol, eso te detona. No se debe hacer. No lo venía haciendo. Mi adicción era por el consumo de cocaína, pero yo no recaí en eso".

Minutos después, se quejó de quienes la colocaron en la palestra: "Si yo tuve una recaída, que no se me juzgue. La gente no sabe el dolor que siento por dentro, y lo que me puede llegar a causar en lo personal. Y en lo laboral, es mi imagen. Yo estoy tratando de salir de esta situación, aparte del divorcio, sabiendo que mi ex marido me hizo una causa por insanía e inhabilidad. Creo que no lo va a volver hacer ahora". Así, se curó en salud: "De todas maneras, por segunda vez, tomé la decisión y me vuelvo a internar. Carpe diem me lo propuso, primero pataleé como loca, me peleé. Dije: ‘¿Qué hago, dejo el Bailando? Necesito la guita...’. Me dio un poquito de vergüenza ajena verme así".

"Mi marido debería estar pagando el tratamiento, yo no terminé de pagar lo pautado. Es algo que está resolviendo el juez, pero le correspondería a mi marido. Yo voy pagando en cuotas gracias al Bailando".

Por otra parte, le reprochó la actitud al cronista de Desayuno americano que la grabó con su propio teléfono celular: "Fue Sebastián Tempone… Sabiendo que una persona está en recuperación, eso no se hace. Me resultó raro hasta que no lo pasaran el viernes, al otro día. No me pareció tan grave en ese momento, pero cuando vi las imágenes…”.

Sobre el final, María Eugenia Ritó explicó: "Me voy a internar de noche, hasta que la institución decida lo contrario. Y sigo en el Bailando. Yo en el día tengo mi vida con el acompañante terapéutico, solamente voy a ir a dormir". Y cerró lamentándose y recriminando a Marcelo Salinas, su ex marido: "Es re feo no vivir en tu casa, estar en una clínica, es como que retrocedí casilleros. Es terrible. Lo tengo que hacer, sé por qué lo tengo que hacer… Mi marido debería estar pagando el tratamiento, no terminé de pagar lo pautado. Es algo que está resolviendo el juez, pero le correspondería a mi marido. Yo voy pagando en cuotas gracias al Bailando". 

TE PUEDE INTERESAR