La versión ácida de Mariano Peluffo en Twitter: ¡se cruzó con todos! - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La versión ácida de Mariano Peluffo en Twitter: ¡se cruzó con todos!

El conductor de MasterChef se molestó por algunos comentarios críticos que recibió sobre el programa y no dudó en responder uno por uno… ¡sin filtro! 

Mariano Peluffo, muy ácido con los críticos en la red social (Fotos: Web).

Un gran “remador” y de los conductores más versátiles de la televisión, Mariano Peluffo suele interactuar a través de Twitter con los jurados y el público de MasterChef, el exitoso reality de cocina que se transmite los domingos a las 22.15 hs. por Telefe.

El último fin de semana sorprendió porque, además de comentar las instancias del programa, se cruzó con varios detractores del ciclo. Su primera aclaración fue dirigida a aquellos que pedían que los participantes cocinaran con una cofia.

"Bueee", "Zapping", "Bingo, un Jirafales", "#Paaaaabres" y "¡Pero bueeeeno! Cuando trabaje en una cocina, ¡que se ponga una armadura!", fueron algunos de sus ácidos comentarios ante los tweets detractores del programa.

“Les cuento una cosita, ya que muchos insisten: es verdad que deben usar gorros o cofias, y hasta guantes, ¡pero en un restorán! Esto es un programa de TV, y no un restorán. No cocinan para el público, ni estos platos están a la venta. Sólo los prueba el jurado… ¿O ustedes en casa se ponen cofias y guantes? Esto es igual, sólo que televisado”, expresó en la red social.

Pero los “pedidos” por las cofias continuaron y Mariano no ocultó su molestia: “Bueee”, “Zapping”, “Bingo, un Jirafales”, “#Paaaaabres”  y “¡Pero bueeeeno! Cuando trabaje en una cocina, ¡que se ponga una armadura!”, fueron algunos de sus ácidos comentarios ante los tweets detractores del programa.

Cuando un seguidor le dijo: “No te tenía tan delirante, insolente, irónico y, por ende, irrespetuoso, que desepción (sic). Aceptar errores también es bueno para crecer”, él le respondió con ironía: “Podés dejar de seguirme. Y es ‘decepción’… besis”. Otro le tuiteó: “Estás echo (sic) una señorita peluffo, ¿quién te conoce papá?” y él lo corrigió “es ‘hecho’ capo…”.

Después, otro usuario se refirió a la comida que donan a una fundación: “Decís que la comida la come el jurado nada más y después decís que la donan a ONG? ¿Un poco de higiene podrían tener no?”. Entonces, él le aclaró: “Capo, lo que se dona es lo que no se utiliza. Los 10 platos ‘probados’ no se donan”.

"Quiero decirle al creador de Twitter que la opción BLOQUEAR es de lo mejor que vi en mucho tiempo", concluyó Mariano. 

Ante los elogios que recibió su “versión ácida” en Twitter, Peluffo bromeó “hoy soy un Suchard de Ananá” y aseguró que le respondió a los críticos porque hacía “catarsis dominguera”. También agregó: “Para todos los que lo pedían, ¡aparecieron los gorros! Ahhhhhhhh *un millón de personas se jactan de que tenían razón*. Me los imagino diciendo ‘¿Viste? Lo pedimos por Twitter y al final nos tuvieron que hacer caso’. Todo con cara de ‘juntos podemos’”.

Culminando con su catarsis, explicó por qué se enojó tanto con otra dosis de ironía: “Aprendamos a disfrutar, en vez de buscarle la falla a todo. Me voy a dormir. Chau *se pone una cofia, guantes de latex y se mete a la cama*. Quiero decirle al creador de Twitter que la opción BLOQUEAR es de lo mejor que vi en mucho tiempo”. Peluffo, ¡on fire! 

TE PUEDE INTERESAR