Silvina Escudero, un show de curvas en la cocina: "La bomba sexy en mi casa se convierte en calabaza" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Silvina Escudero, un show de curvas en la cocina: "La bomba sexy en mi casa se convierte en calabaza"

La flamante conductora de La Cocina del Show habló de todo en una entrevista con Gente: su nuevo rol, el amor y las tareas domésticas.

Silvina Escudero, sexy en Gente.

Silvina Escudero avanza con pasos firmes en su carrera y en su vida personal, sabiendo lo que quiere y cómo lograrlo: con confianza, esmero y apoyo de su familia.

“Cuando cocino en casa estoy casi siempre con las pantuflas y la remera de Mickey. La bomba sexy en las cuatro paredes de su casa de convierte en calabaza, y soy como cualquier ser humano".

La bailarina debutó en La Cocina del Show como conductora junto a Nicolás Magaldi y aunque encontró una faceta que le gusta, no descarta la idea de volver a bailar en ShowMatch. “El baile lo tengo en mi ADN”, aseguró en una entrevista con Gente, al tiempo que se mete de lleno en su nuevo desafío.

“Cada semana voy a poner todos los ingredientes que pueda para dejar mi sello. Me fascina manejar los tiempos de un programa y, además, me siento muy segura”, afirmó, y luego opinó sobre otras conductoras que pasaron por Ideas del Sur. “Cada una de tenía lo suyo. Sofía era tranquila y correcta, Zaira era simpática, y Denise súper divertida. Yo quiero ser descontracturada y ponerle mucho humor a todo”.

La cocina, la real,  fue otro de los temas obligados de la charla. “Yo soy vegetariana pero por amor le cocino milanesas a mi novio. Por eso no creo en la comida afrodisiaca. Para Martín (Amestoy, 29 años) las milanesas con puré pueden ser afrodisiacas y para mí la comida más sensual es su rico risotto”, comentó.

De looks sexies en la casa, ¡ni hablar! “Cuando cocino en casa estoy casi siempre con las pantuflas y la remera de Mickey. La bomba sexy en las cuatro paredes de su casa se convierte en calabaza, y soy como cualquier ser humano. La mujer sensual la dejo para cuando trabajo, después soy una chica de barrio. ¡Ni pongo velitas en la mesa para una cena romántica. A la hora de comer somos más prácticos”, reconoció sobre la vida cotidiana con su pareja, aunque aún no conviven.

Además de su buen presente laboral, Escudero disfruta de su sobrino Benicio. Consultada sobre si eso le había dado ganas de ser madre, la conductora aseguró que por ahora prefiere esperar. “Tengo ganas de ser tía a full y malcriar a mi sobrino. Además creo que debo vivir más cosas antes de tener un hijo”, sentenció.

Una mujer para nada improvisada. 

TE PUEDE INTERESAR