Mora Godoy, de la pista del Bailando a una sensual producción fotográfica - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Mora Godoy, de la pista del Bailando a una sensual producción fotográfica

La eximia bailarina que se luce en ShowMatch se animó a posar atrevida ante la cámara de la revista Caras. Habló de su actual trabajo y de amor.

Mora Godoy, bailarina (Fotos: Revista Caras)

Mora Godoy (40) viajó a Angra dos Reis, Brasil, isla en la que desplegó toda su sensualidad y frescura. Una frondosa vegetación y una cálida playa enmarcaron su cuerpo y su relato, en el que habló de amor y de su presente artístico en el Bailando.

"Me siento muy sólida, como profesional, como mujer, como madre, logré un gran equilibrio y alcancé todo lo que quería", señaló la bailarina, rompiendo el hielo en la entrevista con la revista Caras.

"No soy una mujer tonta, sé plantarme y responder sin agresión. Por ser mediática o tener popularidad, no me interesa armar un escándalo", respondió sobre su actuación en el Bailando.

Sobre su presente en el programa de Marcelo Tinelli, Godoy dejó de lado los prejuicios y aseguró que sabe dónde está y en dónde baila: "Todos sabemos que el Bailando es un programa de entretenimiento, yo lo entiendo así y no digo: 'Voy a ir a ganar sí o sí'”, porque el salir primero depende de muchas cosas, de los televidentes, del jurado, de cómo estés cada día en cada gala. Uno puede estar superpreparado, puede pensar que la performance que va a hacer es inigualable, pero sin embargo hay muchos factores que intervienen".

En la misma línea aseguró que no piensa enfrentarse al jurado, ni ser parte de las peleas mediáticas, definiendo su perfil como una mujer que sabe opinar, pero sin agredir: "No soy una mujer tonta, sé plantarme y responder sin agresión. Por ser mediática o tener popularidad, no me interesa armar un escándalo".

Dejando de lado las luces del show y abriendo la puerta de su intimidad, Mora contó que hace tres años que está en pareja con Alejandro Rodríguez (47), un ingeniero y empresario gastronómico. "En él encontré a un hombre que entiende mi profesión, que me apoya y que sabe que soy una persona que viaja mucho, que ama su trabajo. Me respeta tal cual soy, desde que me conoció. Con Ale no hay competencia".

TE PUEDE INTERESAR