Sebastián Wainraich y Dalia Gutmann, íntimos: "Nuestra pareja no es tan caótica, ni tampoco nos la pasamos haciendo chistes" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Sebastián Wainraich y Dalia Gutmann, íntimos: "Nuestra pareja no es tan caótica, ni tampoco nos la pasamos haciendo chistes"

Se conocieron hace 12 años, y ya tienen dos hijos juntos. Ahora, posaron para la revista Gente y corrieron el velo a sus divertidos "secretos de alcoba". 

Dalia Gutmann y Seba Wainraich contaron algo más de su vida. (Foto: revista Gente)

Dalia: "Sebastián me ganó por cansancio, insistió muuuucho. Pero un día fui hasta su casa y un detalle me llamó la atención. Tenía mis mismos libros, mis mismos discos y un acolchado igual. ¡Era como mi versión masculina! Y eso me atrapó".

Son divertidos, graciosos, irónicos y se ríen de ellos mismos. Sebastián Wainraich (39) y Dalia Gutmann (35) se conocieron hace 12 años y allí arrancaron una vida juntos que ya tiene dos integrantes más, sus hijos Kiara (6) y Federico (1 año y medio).

Ambos trabajan en los medios como actores y conductores, y esta vez se animaron a posar para la revista Gente en la intimidad del departamento de dos ambientes que Wainraich usa para escribir y ensayar sus shows.

"El me ganó por cansancio, insistió muuuucho. Pero un día fui hasta su casa -que quedaba a dos cuadras de la mía- y un detalle me llamó la atención: tenía mis mismos libros, mis mismos discos y un acolchado igual. ¡Era como mi versión masculina! Y eso me atrapó", revela Dalia.

Sebastián agrega: "Nuestra pareja no es tan caótica como dice Dalia (en sus shows o en público), ni tampoco nos la pasamos haciendo chistes. Y pese a las diferencias, coincidimos en cómo criar a los chicos".

A dúo: "¿Planes de casamiento? ¡Noooo! No creemos en los papeles. Podemos ser pareja, estar felices y tener proyectos individuales sin tener que pasar por el Registro Civil".

"Otra coincidencia es que a ninguno de los dos nos gusta cocinar. Entonces nuestra heladera está vacía por dentro, y por fuera, llena de imanes de delivery. El gran problema es que ambos somos hermanos menores: siempre necesitamos a otra persona que nos resuelva las cosas. En casa, un cuadro puede estar tres meses sin colegar", agrega Gutmann.

Para el final, ambos dejan una certeza sobre su pareja: "¿Planes de casamiento? ¡Noooo! No creemos en los papeles. Podemos ser pareja, estar felices y tener proyectos individuales sin tener que pasar por el Registro Civil".

TE PUEDE INTERESAR