La China Suárez, abocada a la maternidad y lejos de los hombres: "No tengo ganas de enamorarme" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La China Suárez, abocada a la maternidad y lejos de los hombres: "No tengo ganas de enamorarme"

La actriz, envuelta en rumores de romance, aseguró seguir soltera y habló de su hija, Rufina, de nueve meses.

La China Suárez, soltera. (Foto: Twitter)

"Sigo soltera, y así estoy bien. Estoy abocada a mi hija y mis cosas".

Nueve meses atrás, la vida de Eugenia "la China" Suárez (22) cambió para siempre. La actriz fue madre de Rufina, fruto de su romance con el galán Nicolás Cabré. Pero la relación no prosperó y apenas cuatro meses después del nacimiento, decidieron separarse.

Desde entonces, el actor de Mis amigos de siempre fue el protagonista de numerosos rumores de romance. Incluso, días atrás, se lo habría visto muy acaramelado con una desconocida joven, en una pizzería de Las Cañitas.

La China también estuvo involucrada en diversos comentarios de pasillos. Se la vinculó al Chino Darín y, también, a Coraje Avalos, ex de Mónica Antonópulos. Sin embargo, la actriz dio por tierra todas las versiones y aseguró que, por el momento, los hombres están relegados en su vida. “Sigo soltera, y así estoy bien. No tengo ganas de enamorarme, estoy abocada a mi hija y mis cosas”, le afirmó Eugenia a la revista Pronto.

"Rufina es una genia, se pasa el día sonriendo. Dice ‘mamá’, ‘papá’ y ‘chau, chau’. Tiene casi nueve meses y es re adelantada".

Suárez ya comenzó las grabaciones de Camino al amor, la nueva novela protagonizada por Sebastián Estevanez y Carina Zampini. Madre primeriza, la actriz contó cómo hace para poder cumplir con los exigentes horarios de la tira. “Hay días que la llevo conmigo a grabar y se queda en el camarín con una chica que me acompaña. Y si no, la dejo en casa con mi mamá. Estoy grabando hace poquito y no me terminé de organizar. Nunca la dejo sola muchas horas”, comentó.

Sobre el final, la China reveló detalles del carácter de su hija. “Se queda tranquila. Si supiera que llora o me extraña, no trabajaría tanto. Pero mi hija es una genia, va con todo el mundo y se pasa el día sonriendo. Dice ‘mamá’, ‘papá’ y ‘chau, chau’. Tiene casi nueve meses y es re adelantada”, concluyó, cual madre babosa.

TE PUEDE INTERESAR