La silenciosa guerra entre Jésica Cirio y María Eugenia Ritó - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La silenciosa guerra entre Jésica Cirio y María Eugenia Ritó

¿Se bancan? ¿Se odian? La historia tiene diferentes matices. Aunque supieron ser "compinches" en sus comienzos, y la modelo veía a la vedette como su mentora, las cosas cambiaron.

La silenciosa guerra entre Jésica Cirio y María Eugenia Ritó.

Maria Eugenia Rita y Jésica Wanda Judith Cirio se conocen desde mucho tiempo atrás. Según Ritó, tal como la conocemos popularmente, la descubrió bailando en una tarima en una fiesta de un amigo y ahí comenzaron a frecuentarse. Y, de acuerdo a sus dichos, ella fue quien introdujo a la otra en el ambiente. Ambas se mantuvieron vigentes y con una carrera ascendente en los últimos 15 años. Pero durante este periodo, una relación que comenzó idílicamente, tuvo sus altibajos.

 Según Ritó, descubrió a Cirio bailando en una tarima en una fiesta de un amigo, y ahí comenzaron a frecuentarse: ella fue quien introdujo a la otra en el ambiente.

“Algún día quiero ser como vos y tener todos estos zapatos”, le dijo una vez Cirio a Ritó, mientras esta última le mostraba su colección de calzados importados. En ese entonces, Eugenia era la mujer de Marcelo Salinas y su alto poder adquisitivo deslumbraba a Jésica. Hoy por hoy, la historia es bien distinta: mientras una disfruta las mieles del amor en Europa con un precandidato a gobernador, la otra atraviesa una dura crisis personal tras el divorcio de su marido.

Cuando la novia de Martín Insaurralde vuelva a la Argentina, tras dos semanas de vacaciones en España e Italia, la esperan los ensayos del Bailando 2014, su columna en Telenueve y un nuevo ciclo semanal que conducirá en el ex canal de “La Palomita”.

Ambas se reunirán en un espacio común: la pista de Marcelo Tinelli en Bailando 2014. Pero en cuanto a los honorarios de cada una, Jésica fue la vencedora.

Cuando la ex mujer de Salinas salga de su internación en una clínica psiquiátrica también la espera Showmatch, y un controversial juicio de divorcio. Con una difícil negociación por los bienes matrimoniales. Además, un tratamiento ambulatorio, para combatir el consumo de sustancias tóxicas.

Más allá de las diferencias de sus vidas personales, la faceta profesional de ambas se reunirán en un espacio común: la pista de Marcelo Tinelli. Y allí, precisamente, es donde comenzó una nueva batalla entre las rubias por un hombre.

Los dos meses previos al Bailando son los de las definiciones más importantes: cachet, bailarín, coach, y otras condiciones laborales. Ambas vedettes son expertas en estos temas porque participaron varias veces del certamen, y conocen perfectamente la importancia de cada uno de estos puntos.

Aunque la “guerra” no sea frontal, y sea manejada hasta ahora por los productores de Ideas del Sur y los managers de las dos rubias, seguramente en unos meses esta competencia se plantee en la pista. En cuanto a los honorarios, Cirio sería la beneficiada. Sin embargo, en otros aspectos, Eugenia fue la vencedora. Las dos coincidieron al elegir el coach. Tanto una como la otra, pidieron a Gastón Tavagnutti. La ganadora en este ítem fue Ritó, que no solo consiguió a su favorito, sino que también la producción le permitió elegir bailarín (Juan Pablo Battaglia).

Lo que hoy parecen detalles menores, quizás en unas semanas y en pleno certamen, tomen otra relevancia. Esta historia continuará.

TE PUEDE INTERESAR