La sorprendente transformación de Vicky Xipolitakis: ¡su drástico cambio año a año! - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La sorprendente transformación de Vicky Xipolitakis: ¡su drástico cambio año a año!

En 2008 irrumpió en los medios junto a su hermana y con el paso del tiempo fue mutando físicamente. Mirá las fotos de la  metamorfosis de la diosa de Brillantísima

Vicky Xipolitakis: su drástico cambio físico año a año (Fotos: Web).

Arrancó su carrera como parte de una dupla y, poco a poco, logró imponerse en el mundo de la revista, llegando incluso a primera vedette. Siempre polémica y provocativa, Vicky Xipolitakis ha recorrido un largo camino desde que entró en el medio allá por el año 2008 y vaya si ha cambiado… físicamente.

Apenas comenzó, realzó sus rasgos griegos junto a su hermana, Stefi, quienes se presentaban en los medios como “Las urracas griegas”. Poco a poco, Vicky comenzó a dejar el castaño atrás y se sumó al equipo de las rubias: de unos tímidos reflejos el presente la encuentra platinada.

"Me hago retoques de botox una vez al mes. Duele, pero lo vale. La liposucción fue para sacarme la grasita que me molestaba. Mi cola es natural, sólo me hice un tratamiento de plasma".

Las cirugías también influyeron mucho en el cambio: lolas (actualmente tiene 550 cc) y liposucción son las confirmadas por ella. “Me hago retoques de botox una vez al mes. Duele, pero lo vale. La liposucción fue para sacarme la grasita que me molestaba. Mi cola es natural, sólo me hice un tratamiento de plasma”, aseguró Vicky al diario Muy.

Xipolitakis, que actualmente es la vedette estrella de Brillantísima y la niña mimada de Carmen Barbieri y Moria Casán, también sigue una estricta dieta y una exigente rutina de gimnasio que incluye 500 abdominales por día y sentadillas.

Además, le contó al diario: “Me hago un service de carillas dentales (láminas de porcelana) una vez por semana. Lo mismo con las uñas esculpidas. No me puedo permitir ni tener raíces y eso que cada vez que me tiño me pica mucho el cuero cabelludo. Es como el botox, me lo aplico y lloro. Pero lo vale”, afirma quien alguna vez aseguró que “la belleza duele”. 

TE PUEDE INTERESAR