María Eugenia Ritó, sus más íntimas confesiones sin filtro: "Fui ‘gato’ y consumí de todo, cocaína, éxtasis, cristal y más" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

María Eugenia Ritó, sus más íntimas confesiones sin filtro: "Fui ‘gato’ y consumí de todo, cocaína, éxtasis, cristal y más"

La vedette, a corazón abierto en Intrusos: reveló que se prostituyó, que su ex marido era un "cliente", cómo se inició con las drogas, el infierno del consumo y un pedido de ayuda. "Necesito volver a trabajar", reclamó.

Mucho se había hablado sobre el estado de salud de María Eugenia Ritó y una supuesta adicción a las drogas. De hecho, semanas atrás explotó el escándalo del caso Narcos VIP y varios nombres célebres fueron involucrados en la causa. Hasta se publicó una comprometedora escucha en la que hablaba una famosa vedette con la modelo Zahina Rojas, también investigada. La voz parecía ser la de Ritó, aunque nunca fue confirmado.

La vedette decidió romper el silencio y visitó el piso de Intrusos para hablar de todo. Visiblemente vulnerable, Eugenia se sentó y destapó sorprendentes detalles de su pasado y de su relación con su ex marido, Marcelo Salinas. La bella rubia confesó que ejerció la prostitución y reveló cómo comenzó su relación con las drogas. ¿Lo que sigue? Los párrafos más fuertes de una entrevista que dejará huella.

- “TUVE MIS EXCESOS, PERO NO SOY UNA PERSONA ADICTA. Sí, consumí, pero no soy la adicta que necesita todo el tiempo. Me voy a hacer cargo de mí, es muy difícil y vengo a poner la cara. Soy una persona a la que le suceden cosas, había cortado ese tema. Yo cuando trabajaba no consumía. La verdad es que fui muy tonta y estoy más que arrepentida.  Soy profesora de gimnasia, siempre fui una persona muy sana y deportista. Más allá de que me gusta salir. Hubo un día y ese día, me pasó a los 32 años (por su primera vez en la droga), y cometí ese error”.

- “ES LA PRIMERA VEZ QUE LO VOY A DECIR EN TELE: YO TUVE QUE HACER ALGO POR DINERO. Sexo por dinero, tengo muchas cosas para decir. Soy tan trasparente y no quiero cargar con esa mochila. Es muy fuerte decir que me drogué en exceso. Tuve sexo por dinero y por trabajo. Nadie lo dice, ninguna lo dice, pero yo ya tengo 38 años”.

- “LO HICE POR NECESIDAD. Mi mamá se estaba muriendo, ella era mucama. ¿Qué más querés que te cuente? Me quería mudar, tener otra posición social. Fue por muy poquito tiempo, fueron dos años y al toque me hice conocida. Eso para mí era mi trabajo. Me levantaba a la mañana y me quería comprar mi departamento. Mi meta era esa y sabía que no podía tener pareja porque era ‘gato’ (sic). Así me compré mi primer departamento. Vivimos muchos años en ese departamento con mi ex marido. Es mucho todo esto. Tuve una necesidad de que mi mamá se estaba muriendo y tenía que salir a trabajar. Se me abrió esta oportunidad y la tomé. Me lo gané bien ganado el departamento. Vergüenza es robar, violar, mentir”.

- "ESTUVE CON MUJERES Y CON DOS HOMBRES. Esto existe entre las modelos, si trabajás en un supermercado, en un barco. Nunca hubo una infidelidad con mi marido. Jamás fuimos a un boliche swinger. No nos hacía falta. Ahora, me contaron, todo en potencial, que él estaría en pareja hace cuatro o cinco meses. No me jode que esté de novio”

- “YO ME HAGO CARGO Y CUENTO QUE ME PROSTITUÍ. ÉL ME CONOCIÓ ASÍ: ERA CLIENTE MÍO. Dicen que yo me zarpé con una de las hijas de él... Si yo salgo a hablar de él, tiene mucho más para perder que yo. Yo por lo menos me hago cargo. la persona que dice esas cosas, que venga y me lo diga en la cara”.

- “LA COCAÍNA ES LA VIDA EN MUERTE. Tal vez no esté muy equilibrada y salto de un tema a otro. Yo no me estoy drogando más. Lo peor que le puede pasar a un ser humano, es consumir cocaína. Te vuelve una persona oscura, te saca el alma, te saca la vida. La detesto, me da asco”.

- “EN AÑO NUEVO ME QUISE MATAR, ME QUISE SUICIDAR. Sé que me va a pasar de salir y tener ganas de consumir, pero un tropezón no es caída. Hay un montón de casos, Diego Maradona, Celeste Cid. En Año Nuevo, la pasé sola, estuve cinco días encerrada en un departamento ‘tomando’ (sic). Me enteré que él estaba en Punta del Este con una señora y me quedé cinco días encerrada. Tomé alcohol, me drogué, me agarró un ataque de locura. Gracias a Dios, no llegué a alucinar”.

- “YA VIVÍ LO PEOR QUE PUEDE VIVIR UN SER UN HUMANO, SENTIRTE UNA MIERDA HUMANA. No puedo creer que no consumo más. La única manera que hay, en mi caso, es internarme en el gimnasio y no estar en mi casa sola. Tengo dos personal trainer, hoy, la única manera que tengo es esa. Tuve una etapa de cuatro años y después iba y venía. Consumí desde éxtasis, cocaína, porro, cristales, todo eso, papito. ¿Está mal que lo diga? No lo quiero hacer más, ¿no entendés que me sacó la vida? No me quiero drogar, quiero volver a vivir la vida”.

- “NO ME DROGABA SOLA. No voy a dar nombres, no mando al frente. Yo me hago cargo, quieren poner una escucha, pónganlas. Tengo una voz tan clara que cuando me escuché, me dio vergüenza ajena. Me quería matar, me parece algo patético. Siempre fui una mina alegre y deportista”.

- “LOS AMIGOS DEL CAMPEÓN YA NO ESTÁN. Estoy sola, necesito amigos que me quieran. Cuando estaba en la televisión, estaban. Hoy, estoy muy débil y no quiero ir a bailar porque se me enciende el motor. A mí, por lo menos, no me la regalaron nunca”.

- “LE DECÍA A MIS MUCAMAS QUE SE FUERAN ASÍ ME PODÍA DROGAR. A veces estaba encerrada y no me quería ni levantar de la cama. Necesito volver a trabajar. Entrenar, tomar clases de baile y canto”. 

TE PUEDE INTERESAR