Hoy Susana Giménez cumple 70 años - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Hoy Susana Giménez cumple 70 años

Uno de los personajes más queridos por el público comienza su nueva década con plenitud. Se muestra más reflexiva que nunca y admite que sabe ser feliz en soledad. Perfil de una mujer imbatible.

Susana: diva de siete décadas.

Es difícil rastrear en qué momento Susana Giménez se convirtió en la figura que es hoy, cuando acaba de cumplir sus 70 años. Con más de 40 años en el espectáculo, la sensación es que siempre estuvo entre nosotros, en las pantallas más vistas, en las revistas más vendidas, y en boca de alguno -o de muchos al mismo tiempo-, mejor dicho.

 La nueva Susana se muestra mucho más reflexiva, como si los flashes de su vida enfocaran hacia otros ángulos. “Me harta ver a la misma gente en todos lados. Me cansa hablar", admite.

Motivos para hablar de ella siempre sobraron: capturó altísimas audiencias durante los noventa, brilló en varias películas y programas, vivió historias de amor que incluyeron desde grandes pasiones hasta increíbles “cenicerazos”, y siempre se destacó por su espontaneidad, tanto en las buenas (cuando involucraba a algún que otro “dinosaurio vivo”) como en las malas (cuando implicaron alguna idea polémica sobre política).

Hoy, uno de los personajes más queridos por el público cumple 70 años, y aunque su figura a veces ha rozado cierta frivolidad, se muestra mucho más reflexiva, como si los flashes de su vida enfocaran hacia otros ángulos. “Me harta ver a la misma gente en todos lados. Me cansa hablar. Ya no quiero más eventos multitudinarios en los que te chupeteen toda. Prefiero invitar a mis amigos a casa, armar una buena barra, jugar a las cartas, tomarnos un vino, cagarnos de risa”, ha sido una de sus últimas frases en la revista Gente.

Llega a los 70 solterísima y feliz, por sobre todas las cosas. Dice que así, libre e independiente, encontró el bienestar. Aunque, aclara, ha tenido "sus cositas". 

Aquellas antiguas fotos de tapa con sus conquistas amorosas también han quedado atrás. Susana llega a los 70 solterísima y feliz, por sobre todas las cosas. Dice que así, libre e independiente, encontró el bienestar, aunque –vale la aclaración- en este tiempo “ha tenido sus cositas”.  

Amores, en todo caso, le sobran. Uno de ellos (además de Roviralta, Corcho Rodríguez o Carlos Monzón) fue su famoso perro Jazmín (que en paz descansa)  y ahora la mantienen ocupada unos cuantos caninos de la estancia La Mary en Punta de Este y de su nueva mansión en Laguna Garzón, Uruguay, a la que le agregó ovejas, ñandúes, patos y ciervos, ¡como para no sentirse sola!

¿Otras de sus pasiones? Las series de televisión norteamericanas, la decoración de su hogar, la lectura y la vida al aire libre sin maquillaje, animal print ni brillos.

Su nieta Lucía Celasco también es motivo de plenitud. Susana es una abuela moderna y compinche que está orgullosa no sólo de la belleza de la joven sino también de un logro personal: con ella, la rebelde Lucía se porta como una princesa. Razones no deben faltar. “¡Si no la estampo!”, ha revelado la diva.  

“¡Se acabó, de ahora en más voy a cumplir 69!”. Con esa frase la conductora recibe los 70, aunque los años sólo son un dato. El fin del Mundial 2014 marcará el comienzo de otro de sus ciclos en televisión y será, al mismo tiempo, una prueba de su continuidad.

La flamante mujer de las siete décadas está intacta, siempre imbatible.  

TE PUEDE INTERESAR