Hernán Caire, asaltado y víctima de un secuestro exprés: "Quiero brindar en Nochebuena con mi hija" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Hernán Caire, asaltado y víctima de un secuestro exprés: "Quiero brindar en Nochebuena con mi hija"

El conductor fue retenido por un grupo de delincuentes que le robó su camioneta, en la madrugada del martes. Entre lágrimas, relató su infierno al programa Mauro 360°. El audio.

"Todavía estoy temblando. Le agradezco a Dios que hoy esté con vida".

Fueron los peores 20 minutos de su vida. En la madrugada del martes, Hernán Caire y fue asaltado y secuestrado por un grupo de tres delincuentes que lo abordó en la localidad de Ramos Mejía. A las 2 de la mañana, el conductor se dirigía en su camioneta para trabajar en la disco Pinar de Rocha cuando los ladrones le cruzaron un auto y lo redujeron a punta de pistola.

Aún shockeado y entre lágrimas, Hernán relató su infierno: “Todavía estoy temblando. Le agradezco a Dios que hoy esté con vida. Cuando los vi, me bajé y les dije: 'acá tenés las llaves', y me dicen que me subiera atrás. Ahí les digo que se llevaran la camioneta, sin mirarlos. Ni loco levantaba la cabeza”, contó Caire, al programa Mauro 360°, de Mauro Viale.

"Me dijo que me quedara tranquilo, que él también tenía una hija. Pero cuando tenés un arma de fuego apuntándote, no sabés qué puede pasar".

Muy asustado, el conductor temió por su vida y reveló su ruego desesperado. “Yo lloraba y les decía que ahí había un llavero en el que había una foto de mi hija, Valentina (3), y les decía: ‘quiero brindar en Nochebuena con ella’. Me dijo que me quedara tranquilo, que él también tenía una hija y que estaba laburando. Pero cuando tenés un arma de fuego apuntándote y con todo lo que pasa, no sabés qué puede pasar”, dijo Hernán.

Caire les pidió en repetidas oportunidades que lo dejaran bajarse de la camioneta. “Yo pedía que me dejaran, no sé cuánto había pasado. Quería bajarme y me dijo que me iban a dejar a la vuelta de una remisería. Sólo quería bajarme de la camioneta. Nunca me golpearon, ni se propasaron”, relató, todavía conmovido. Finalmente, la camioneta apareció por la zona de San Martín.

TE PUEDE INTERESAR