Marcela Baños y la conmovedora despedida de su perra: "La apoyé encima mío, la abracé y murió" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Marcela Baños y la conmovedora despedida de su perra: "La apoyé encima mío, la abracé y murió"

La panelista de Intrusos contó en Ciudad.com cómo fue el final de su perra, con quien compartió 14 años de su vida.

Marcela Baños y la conmovedora historia de la muerte de su perra. (Foto: Twitter)

“El sábado llegué de grabar Pasión de sábado, me lavé las manos, me senté para cambiarle la toalla que tenía en su colchoneta para higienizarla, la apoyé encima mío y murió. Cuando se está separando el alma del cuerpo hacen como tres respiraciones. Y así fue. Después de la tercera se murió en mis brazos”.

Con pocas palabras, pero un relato muy fuerte, Marcela Baños contó cómo fue la muerte de su perra Chevy, una gran compañera con la compartió 14 años.

“Llegué a casa, la abracé bien fuerte y en cuestión de minutos se murió en mis brazos. Me esperó. Chevy QEPD”, relató en Twitter sobre este conmovedor momento. Días antes había expresado su tristeza: “Son días tristes. Mi perra de 14 años se está yendo. Le dije al oído que ya está. Que se entregue. Chevy te amo”.

A dos días de la muerte de Chevy, Baños amplió la historia en diálogo con Ciudad.com. "La tengo desde que tenía 23 días y falleció de viejita. Hacía dos meses que no caminaba  y que dependía para todo de mí”, contó sobre las causas de la muerte. “El sábado llegué de grabar Pasión de sábado, me lavé las manos, me senté para cambiarle la toalla que tenía en su colchoneta para higienizarla, la apoyé encima mío y murió. Cuando se está separando el alma del cuerpo hacen como tres respiraciones. Y así fue. Después de la tercera se murió en mis brazos”.

-A pesar de la noticia se te ve calma, con aceptación.

-Sí, estoy entera porque fue un proceso y porque tuvo una vida fantástica. Murió de viejita. Fue muy loco que me esperó. Llegué y la situación se resolvió en diez minutos. Un flash. Pero no sufrió, ella estaba más allá del bien y del mal. Con la mirada te demostraba eso y la veterinaria me explicó que era así. Así que ahí me calme y pensé en que se vaya cuando ella quiera, cuando tome la decisión. Así fue.

-¿Tenés ganas de tener otro perro?

-¡Ya tengo dos más! Tengo que ubicar a un Bretón, que está complicado, pero estoy metiéndome todo el tiempo con historias y perros. Los míos son dos adoptados. Mi mamá tiene otra y mi hermana tiene dos gatos adoptados también, asó que ya no tengo más familia para darle animales.

TE PUEDE INTERESAR