Alfredo Casero, lapidario con Julio Chávez: "Las relaciones crispadas de él las disfruta él, pero después bancate generar fricción" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Alfredo Casero, lapidario con Julio Chávez: "Las relaciones crispadas de él las disfruta él, pero después bancate generar fricción"

El actor de Farsantes no se calló nada sobre su parecer acerca del supuesto mal clima en las grabaciones. Y fue mordaz.

Alfredo Casero opinó de Julio Chávez. (Foto: Web)

Alfredo Casero es el único integrante de Farsantes que ha coincidido con los rumores sobre la mala relación que mantienen algunos integrantes del elenco. En una entrevista con el diario Perfil, el actor habló de frente, sin filtros y fue lapidario con Julio Chávez.

"¡Me da mucha bronca que se haya ido Arana! Yo no puedo creer, ¿por qué no se pudo pensar y trabajar en equipo?”.

“No sé hasta cuándo caretearlo, es al pedo, esto podría haber sido más divertido, feliz. No se pudo trabajar en armonía. La culpa no es de los actores, sino de Pol-Ka, y lo tienen que saber”, sentenció sobre el clima laboral.

Casero no disimuló su malestar con Julio Chávez y su pena por las bajas en el equipo. “Me dio una pena muy grande que se fuera Vicuña, un compañero lindísimo, un caballero. Teniendo todo perfecto para que salga bien y ser el gran golazo que estamos haciendo, yo no lo puedo disfrutar. Y con Arana fue otra pena muy grande. ¡Me da mucha bronca! Yo no puedo creer, ¿por qué no se pudo pensar y trabajar en equipo?”, se preguntó con pena.

“Las relaciones crispadas de él las disfruta él por más que una relación crispada no lleva absolutamente a nada. Es su manera”.
 

Cuando le consultaron sobre la foto de él, Vicuña y Arana sobre el “no veo, no hablo, no escucho” que subieron a Twitter y que se tomó como que iba dirigida a Chávez por su exigencia, Casero afirmó: “¿Cuál es la exigencia de Chávez? Conmigo no es exigente. Yo hago lo mío. Un actor conmigo no tiene que ser exigente, se tiene que parar adelante y actuar”.

Sobre la frase de Chávez sobre que no le importaría generar un vínculo crispado o de fricción con un compañero en defensa de su punto de vista, contestó: “Las relaciones crispadas de él las disfruta él por más que una relación crispada no lleva absolutamente a nada. Es su manera”.
 

El periodista Gustavo Mendez le recordó que Chávez había dicho que si tenía que corregir a Meryl Streep, la corregía.”¡¿A Meryl Streep?! Meryl Streep al lado de Chávez... El día que fui al Apollo Theatre en Nueva York el año pasado y vi la obra de teatro y los actores me di cuenta de que me podía comprar una camioneta y empezar a hacer arreglos de plomería. O sea que él le tendría que pedir permiso a Meryl Streep para usar su nombre. Me parece una barbaridad. Ningún actor puede corregir a nadie. Una sola vez me corrigió en Tratame bien...”, comentó.

“¿Es cierto que aquella vez casi se trenzan a las piñas?”, le repreguntaron. “No sé. No me acuerdo (se ríe). Tiene que ver con la permeabilidad y el permiso del director (Barone). Eso sí, después bancate generar fricción. Deberías ser una persona generosa”, respondió.

Una persona libre que dice lo que le parece.

TE PUEDE INTERESAR