El drama de Cristian U, entraron a su casa y le robaron los ahorros: "Me llevaron todo, me quiero morir" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El drama de Cristian U, entraron a su casa y le robaron los ahorros: "Me llevaron todo, me quiero morir"

Aún en shock y con la voz quebrada, el conductor de Pasión de Sábado habló con Ciudad.com sobre el asalto y apuntó contra una persona.

El drama de Cristian U, entraron a su casa y le robaron los ahorro (Foto: Ciudad.com)

Impotencia, dolor, angustia, bronca, todas esas sensaciones se perciben en la voz quebrada de Cristian U, que todavía no puede creer lo que está viviendo. El conductor de Pasión de Sábado llegó a su departamento en el barrio de Caballito a las 8 de la mañana, luego de trabajar durante la noche y encontró que alguien había entrado a su hogar.

"No me revolvieron nada, tengo dos iPads, computadoras, relojes y no se llevaron nada. Vinieron directamente con una barreta porque sabían que había una caja fuerte. Me llevaron todo loco, me dejaron en cero, cero, cero, bol… ".

Desesperado, Cristian recorrió su casa y vio que habían forzado la caja fuerte en la que tenía todos los ahorros de los últimos tres años. Lo llamativo del hecho es que el ladrón (o ladrones) tenía llave de la puerta del edificio, ingresó por una ventana que conecta la terraza con su casa, sólo se llevó el dinero y dejó todos los objetos de valor que había en el lugar..

El conductor hizo la correspondiente denuncia en la comisaria N° 12 y la investigación ya fue derivada a una fiscalía. Aún en shock y con la voz quebrada, Cristian habló con Ciudad.com, brindó detalles de la dramática situación y apuntó contra un sospechoso.

- Cristian, ¿cómo estás? Contanos qué pasó.

- Me siento hecho mier..., tengo una angustia de la p… madre. Hace 28 horas que no duermo. Ya hice la denuncia, está todo hecho, lo derivaron a la fiscalía. Tenían la llave de abajo, tengo un sospechoso, lo apodan Chelo, porque él conocía los movimientos de la casa. Tenía llave de abajo, por el lugar que entraron, él era la única persona que sabía que se podía entrar por ahí. Incluso, este Chelo ya había entrado una vez por ahí porque mi amigo Marcelo, que vive conmigo, se olvidó la llave y él entró por ahí. Sabía dónde estaba mi cajita fuerte con toda la plata, sabía todo. No me revolvieron nada, tengo dos iPads, computadoras, relojes y no se llevaron nada. Vinieron directamente con una barreta porque sabían que había una caja fuerte. Me llevaron todo loco, me dejaron en cero, cero, cero, boludo… Como si el lunes tuviera que salir a buscar laburo y depender del primer sueldo…

"Me siento hecho mier..., tengo una angustia de la p… madre. Hace 28 horas que no duermo".

- ¿Vos lo conocías?

- Si, lo conocía, había venido varias veces. Una vez Marce se había olvidado unos papeles, lo mandó a buscarlos y él me tocó la puerta directamente acá en el séptimo piso. No me tocó el timbre de abajo, tenía llaves y los movimientos fueron muy estudiados.

- ¿Pero era una persona de confianza de tu amigo Marcelo?

- Estaban muy peleados y un amigo de este Chelo lo llamó a un amigo de Marce y le dijo que tuviéramos cuidado porque conocía los movimientos nuestros. Y hoy mi amigo lo volvió a llamar y le dijo: ‘Hijo de p… ¿vos qué sabés de todo esto?’. El tipo negó todo y no se la jugó de vuelta porque sabe que los celulares graban.

- ¿Era mucha plata?

- Todos mis ahorros de los últimos tres años. Lo que me iba quedando lo guardaba, había meses que guardaba cuatro mil, otros tres mil. Me cagaron la vida, bah, no me la cagaron, me la interrumpieron. Esto me liquidó al medio.

"Me cag... la vida, bah, no me la cag..., me la interrumpieron. Esto me liquidó al medio".

- ¿Y pudiste hablar con este Chelo?

- Lo llamé, lo recontra puteé y se hacía el boludo. ‘No sé de qué me estás hablando’, me dijo. Me juego las bolas que fue él. Además, hace días venía rondando un BMW gris con vidrios negros, dele dar vueltas por acá. Y hace dos días tocaron el timbre, preguntaron por una tal Victoria y le dijimos que era equivocado. Lo miramos por la cámara y no tocó otro timbre, se fue al auto. Estaba chequeando a ver si había alguien. Pero la cámara del edificio no graba, una cagada

- ¿Y cámaras de otros edificios?

- Anduve mirando y pregunté a los vecinos, pero no llegan a tomar. Me queda preguntar en otra todavía a ver si tengo suerte.

- ¿Sabés si esta persona tiene antecedentes?

- Es un pibe de la noche. No sé si fue él, capaz mandó a alguien, pero que tuvo que ver me juego las bolas. Si yo te escondo un celular en un parque, no vas directamente al árbol en el que está, buscás. Si vos entrás a mi casa y vas directamente atrás de la ropa del quinto estante y abrís la caja fuerte, es porque sabías. Hay gente que es estúpida y ambiciosa. El pasillo quedó marcado con borcegos y también las sábanas de mi cama. Una mier..., realmente una mier.... La impotencia, me siento acosado, loco. Siento que invadieron mi hogar, me sacaron todo por lo que me esforcé, invadieron mi territorio y siento que no me pude defender y no pude hacer nada. Me quiero morir…

TE PUEDE INTERESAR