El emotivo encuentro de Gustavo Martínez y Rodrigo Díaz en vivo: emoción y divertidas anécdotas - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El emotivo encuentro de Gustavo Martínez y Rodrigo Díaz en vivo: emoción y divertidas anécdotas

Dos de las ex parejas de Ricardo Fort se encontraron en Intrusos y recordaron al mediático. Imperdibles momentos.

Gustavo Martínez y Rodrigo Díaz, dos de las ex parejas de Ricardo Fort, estuvieron juntos por primera vez en televisión.

En medio del dolor, Rodrigo reveló una increíble anécdota: "Conocí a Ricardo por Facebook. Y la primera vez que fui a su programa (Fort Night Show), yo estaba parado en la tribuna y llegó un momento que no aguantaba más y necesitaba ir al baño. Me moría de ganas de hacer pis, y decía 'cómo hago ahora' y comencé despacito a hacer pis. Y bueno... Un poquito para este lado, un poquito para el otro, me hacía el que bailaba. Hasta que una señora miró al piso y me preguntó: '¿Qué pasa?'. Y le dije: 'Se cayó agua'".

Tras el fallecimiento del mediático, ambos compartieron un emotivo momento en Intrusos. Primero se dieron un fuerte abrazo y, entre lágrimas, se saludaron.

Luego, ambos recordaron con mucho amor a Ricardo: "No lo podía creer, mirá que yo perdí a mi viejo, a mi vieja, a mi hermano pero esto no lo podía creer. No puedo creer que está muerto. No había forma que me saquen en el cementerio. Me hizo mucho mal, me está haciendo mal. En la casa me encierro en el baño para que no me vean los nenes, porque se dan cuenta que no estoy bien", comenzó Gustavo.

"A veces me ponía a llorar con Ricardo por su sufrimiento y él me preguntaba si lloraba porque pensaba que se iba a morir. Yo le contestaba que no, que era por su sufrimiento", reveló quien fuera su pareja por seis años y reconoció: "Ricardo fue el amor de mi vida".

Rodrigo, por su parte, agregó: "¿Qué me enamoró de él? Como persona, como tipo, nunca nadie me movió el piso como él, todo el tiempo me cuidaba. Lo quería mucho y quería que cumpla su sueño como artista".

Sobre el momento de su despedida, Gustavo aclaró: "Hubiese sido bueno que él tenga una depedida como él quiso, pero bueno. No hubo intercambio de ideas porque su mamá es su mamá y hay que respetar a su familia. Yo tengo entendido que él quería un velatorio y que lo cremen pero nunca lo escuché de su boca". Y Rodrigo acotó: "Conmigo sí lo hablaba, me dijo que se imaginaba toda la gente, las motos al lado".

 

LAS ANÉCDOTAS CON RICARDO

"Es mentira que el padre casi lo manda a Miami. Yo fui muchas veces a la casa de fin de semana en Marinas del Sol los domingos. ¡Se mataban! La primera vez que fui me siento y eran gritos, gritos, gritos. Y pensé 'o están todos locos o...' Y me di cuenta que la única forma de relacionarse eran los gritos. Todos eran así menos el padre. Era un show. Después me acostumbré", reveló Gustavo con mucho humor y continuó: "El siempre decía que cuando muriera el padre iba a hacer mierda la guita. A él le dolió mucho la muerte del papá. El se ocupó de todo el sepelio, yo lo acompañé. Ricardo no quería trabajar en la fábrica pero lo hizo un tiempo en la parte de desarrollo, le cambió la imagen a muchos productos, modernizó los packagings de los productos".

Gustavo: "Hubiese sido bueno que tenga una depedida como quiso, pero bueno... No hubo intercambio de ideas porque su mamá es su mamá y hay que respetar a su familia. Tengo entendido que él quería un velatorio y que lo cremen".

Además, Martínez agregó: "Nunca escuché al padre hablar de la sexualidad de Ricardo, si entre ellos tuvieron algún problema por eso no lo sé. Ricardo sí decía que el padre no soportaba su homosexualidad. El no quería decir que era homosexual porque tenía mierdo que lo rechacen. Fijate cómo se liberó cuando lo dijo. Siempre tuvo ese miedo. No sé cómo era el tema con las chicas, eran sus novias. A la que sí quiso mucho era a Virginia Gallardo. Lo he visto llorar a mares por ella".

Rodrigo, por su parte eligió contar un momento muy divertido: "Yo a Ricardo lo conocí por Facebook. Le escribí porque le había dicho a mi papá que yo lo iba a conocer. Entonces Ricardo por Facebook me invtió a su primer programa de Fort Night Show. Viajé a Buenos Aires desde Tandil y fui. Ese día no lo pude saludar, estaba Gustavo con la mamá. Estaba parado en la tribuna y llegó un momento que no aguantaba más y necesitaba ir al baño. Me moría de ganas de hacer pis, y decía 'cómo hago ahora' y comencé despacito a hacer pis. Y bueno digo 'un poquito para este lado, un poquito para el otro', me hacía el que bailaba y una señora me preguntó '¿qué pasa?' y le dije 'se cayó agua'".

Además, Rodrigo recordó cuando conoció a Fort: "El día que lo conocí a Ricardo fui a su casa. Yo me había tomado un micro desde Tandil. Llegué a las 6 de la mañana, estaba Gustavo en la mesa con Ricardo desayunando. Ni bien me vio me cambió todo el look: me cortó un jopo que yo me cuidaba hace tiempo, me metió en la cama solar, me compró ropa y esa noche fuimos a ShowMatch, después estuvimos juntos y él me dijo 'aca vas a vivir vos'".

TE PUEDE INTERESAR