Flor de la V, tras su descargo: emotivas palabras y una historia tremenda de su niñez - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Flor de la V, tras su descargo: emotivas palabras y una historia tremenda de su niñez

La conductora volvió a hablar luego de quebrarse ante cámara, reiteró su indignación y reveló que fue víctima de violencia cuando era chica. 

Sus palabras, llenas de bronca y dolor, se transformaron en el tema del día de ayer. En medio de su conflicto con Marcelo Polino y tras escuchar a Viviana Canosa asegurar que la pelea era de “dos tipos”, Flor de la V decidió realizar un descargo público en La Pelu.

"Sé lo que soy y me acepto cómo soy. Pero a mí me da vergüenza que hablen de mis genitales tan libremente".

La conductora se quebró y declaró mirando a cámara: “En este país aún no existe aún la igualdad”. Al día siguiente y luego de ver la repercusión de sus palabras, De la V volvió a hablar en su ciclo en el comienzo de la emisión.

Además de referirse al conflicto, Flor se conmovió al recordar una dura historia de su infancia, cuando fue víctima de violencia. A continuación, sus declaraciones:

- "Quiero decir en cámara gracias, gracias a ustedes, el público. Me llegaron miles de mensajes. Interpretaron muy bien lo que yo sentí, que es el respeto a las personas por sobre todas las cosas. Me sentí mal, dolida y lastimada. La producción sabe que nunca quise utilizar el programa para ese tipo de cosas pero a veces no está bueno callarse todo. Sentía la necesidad de sacar esto afuera y hoy estoy liviana, feliz porque tengo una familia que me contiene".

"Una tía vino a probarme el traje de comunión. Cuando me saqué la remera, tenía la espalda azotada por golpes y tenía ocho años".

- "Después del móvil de Intrusos, dije que terminó el tema para mí y me fui a la plaza con mis hijos. Se me prendieron como nunca desde que nacieron, estaban todo el tiempo llamándome. Esa es mi vida, eso es lo que yo elegí y lo que soy".

- "Desde lo más profundo de mi corazón, quiero decirles que vivimos en un país maravilloso, tenemos leyes que son una plataforma maravillosa para salir adelante y que todo el mundo pueda vivir en un país más igualitario. Desde los medios, tenemos un deber moral cuando pasan cierto tipo de cosas".

- "También hablaron de las cosas que yo le digo a Gladys (Florimente) pero acá está consensuado porque esto es una ficción. Jamás le faltaría el respeto: primero, porque es mi amiga y mi hermana. Es una mujer hermosa, lo otro es un personaje, juega a eso".

- "Dicen que perdí el humor, yo no perdí el humor. Lo que sí exijo es respeto. La maternidad me cambió la cabeza, entonces hay cosas que antes toleraba y ahora no".

- "Lastimaron a una persona, ¿no es suficiente eso? No se puede decir ‘me equivoqué, perdón’. Yo he pedido perdón también porque me he equivocado muchas veces. En el nombre de la televisión pareciera que se puede decir cualquier cosa. Y no es así porque tenemos la obligación de no faltar el respeto. Hay una ley de identidad de género y las leyes están para cumplirlas".

"La maternidad me cambió la cabeza, entonces hay cosas que antes toleraba y ahora no".

- "Igual, todo está en manos de mis abogados, que están analizando cada tape y cada cosa que se dijo será llevada a la justicia".

- "A mí lo que me pasó y me pasa es que desde que puse un pie en este ambiente, siempre que se me ha criticado fue a través de agresiones por mi sexualidad. Muchas veces me callé. Siento pudor cuando hablan en TV de mi sexualidad. Yo sé lo que soy y me acepto cómo soy. Pero a mí me da vergüenza que hablen de mis genitales tan libremente".

- "Yo también sufrí violencia de chica. Tengo una imagen patente, que no me voy a olvidar nunca. Iba a tomar la comunión y una tía vino a probarme el traje. Cuando me saqué la remera, tenía la espalda azotada por golpes y tenía ocho años. Así que a mí nadie me va a venir a hablar. Sé de lo que estamos hablando. Yo sentía vergüenza y tenía ocho años. Esto es muy serio, por eso no hay que sentir vergüenza y hay que hablar. Hay que pedir ayuda".

TE PUEDE INTERESAR