Verónica Ojeda, Rocío Oliva y una guerra pasiva en Twitter - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Verónica Ojeda, Rocío Oliva y una guerra pasiva en Twitter

La ex del Diez contó que lo había saludado en su cumpleaños y la actual desmintió con un picante tweet. "No soy una mentirosa", replicó la mamá de Dieguito. ¡Uy!

La guerra pasiva de Verónica Ojeda y Rocío Oliva en Twitter. (Fotos: Web)

"Por si alguien dijo ‘lo salude a las 12′, lamentó informar que desde las 23 hasta las 6 de la mañana festejamos en nuestra habitación, después nos dormimos", desmintió Rocío el saludo de Verónica.

Las olas en el Maradona Gate son interminables y tienen cientos de aristas y conflictos. Uno contra uno, otro contra otro, uno contra otro, otro  contra uno y así podemos seguir todo el día.

Luego de la feroz interna familiar que involucró a Diego y Gianinna Maradona, por un lado, y al Kun Agüero y su papá, Leonel del Castillo, por otro, un nuevo capítulo de un viejo enfrentamiento. Sin arrobarse, Verónica Ojeda y Rocío Oliva protagonizaron una guerra pasiva en Twitter y se lanzaron unos picantes palitos en 140 caracteres.

La ex del Diez aseguró que había saludado a Diego por su cumpleaños apenas pasadas las doce de la noche y que incluso Maradona le había hablado al hijo que tienen, Dieguito Fernando. El comentario cruzó el océano y llegó a oídos de Rocío, en Dubai, que salió a desmentirla.

Por si alguien dijo ‘lo salude a las 12′, lamentó informar que desde las 23 hasta las 6 de la mañana festejamos en nuestra habitación, después nos dormimos”, escribió la actual pareja, en su cuenta de Twitter.

"Quiero aclarar que no miento. Mi hijo y yo hablamos con Diego el día de su cumple, y tengo pruebas para demostrarlo", replicó Ojeda.

Ojeda se dio por alulida y no se quedó atrás. “Quiero aclarar que no miento. Mi hijo y yo hablamos con Diego el día de su cumple, y tengo pruebas para demostrarlo. Después de ver las fotos y video de su hijo, Diego nos envió un mensaje a los dos muy lindo. Después dicen que no hablé”, tuiteó y cerró con un picante mensaje. “No me gusta que digan que soy mentirosa“, concluyó.

Más claro, echale agua. 

TE PUEDE INTERESAR