Miguel Angel Pierri "destruyó" a Silvia Süller con una catarata de tweets: "Tro… escandalosa" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Miguel Angel Pierri "destruyó" a Silvia Süller con una catarata de tweets: "Tro… escandalosa"

El abogado y amigo íntimo de Silvio Soldán y su hijo, Christian, volcó toda su furia contra la mediática y no se guardó nada.

Miguel Angel

"El escándalo de estos gatos nos da vergüenza. Es lamentable vincularse a este tipo de tro... escandalosas".

La bomba explotó la semana pasada cuando se conoció una insólita noticia: Silvia Süller (55) demandó por alimentos y abandono de persona… ¡a su hijo propio hijo! Christian Silvio (22), fruto de su relación con Silvio Soldán (78), recibió una carta documento de su madre, quien le reclama dinero para mantenerla y visitas.

Así comenzó el derrotero por los medios de Süller reclamando atención a su hijo. Soldán se refirió al delirante pedido. “Esto es una locura más. El estudia, no trabaja. Me parece rarísimo, pero ya el abogado tomó cartas en el asunto y veremos de qué se trata”, aseguró el histórico conductor. Y vaya si tomó cartas en el asunto. El labogado y amigo íntimo de Soldán, Miguel Ángel Pierri, se sumó al escándalo y “destruyó” a Süller en su cuenta de Twitter. “Pobre Christian, a las personas normales el escándalo de estos gatos nos da vergüenza. Su amenaza es el escrache en los medios. Es lamentable vincularse a este tipo de trolas escandalosas, siempre el quilombo es su herramienta, ayudadas por cómplices de la prensa”, comenzó su brote de furia.

"Les envejece el cu... y la cara, y como no tuvieron cabeza, les queda el escándalo, el quilombo, el grito, la injuria".

El abogado volcó en la red social toda su indignación con una catarata de tweets. “Fuerza Christian, cuánto dolor inmerecido, tener que hacerse cargo de la falta de responsabilidad de otros. La cabeza no envejece, la cola sí. Christian todo nuestro apoyo, vos no sos responsable de la vida tóxica de otros. Siempre hacen lo mismo, desde sus sucias bocas atacan, gritan. Les envejece el culo y la cara y como no tuvieron cabeza, les queda el escándalo, el quilombo, el grito, la injuria. Son carros viejos, les huyen todos, son quilomberas, por eso son gatos y no perros ni caballos, son muy ordinarios, conventilleros. Fuerza Christian”, concluyó en la misiva. ¡Ufff!

TE PUEDE INTERESAR