Amigacho, después de la fama: cómo está y de qué vive hoy - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Amigacho, después de la fama: cómo está y de qué vive hoy

El actor que se hizo muy conocido gracias a su divertido checheo, habló con Ciudad.com sobre su presente, alejado de los medios tras su boom.

Fernandito Amigacho, alejado de la actuación. (Foto: Web)

"Trabajo en un videoclub de Bernal, el único que quedó en la zona. Hago conversiones de videos en VHS a DVD, de casamientos, fiestas. Soy técnico, así que también reparo equipos de audio, televisores...".

Hace tres años, Cha, che, chi, cho, chu, ¡bueníchimo! sonaba a full en la radio, la televisión y hasta en los boliches. Fernando Cámara, allá por 2010, la había pegado con su personaje de Amigacho, que divertía a grandes y chicos.

Pero el tiempo pasó y su explosión mediática, también. El actor ahora se dedica a atender un comercio y esporádicamente despunta el vicio de la actuación: "Estoy trabajando en un videoclub con un amigo y arreglo algunas cosas también", le dice a Ciudad.com en un alto de su jornada de trabajo. Con gran sinceridad y sin el checheo que lo hizo famoso, Fernando habla de su presente y su bronca con los medios.

-¿Qué es de tu vida, Fernando?

-Estoy bastante alejado de los medios y me siento mejor, ahora respiro aire puro. Estoy trabajando en el videoclub de un amigo, con el que nos conocemos de toda la vida. Hago conversiones de videos en VHS a DVD, de casamientos, fiestas. Soy técnico, así que también reparo equipos de audio, televisores. Además, tengo algunos ahorros de publicidades que he hecho, de una cerveza muy importante, hice y sigo haciendo shows. Hay que saber administrar la guita...

-¿Lo de que te pusiste un sex shop en La Plata era una broma?

-Sí, sí. La verdad es que me dedico al videoclub, que queda a 15 cuadras de Bernal. Se llama Starlight y es el único que quedó en la zona.

"Siempre estoy a disposición, pero lamentablemente no me llaman para hacer otros papeles como actor. Me encasillaron como Amigacho. Este medio es muy cruel. Te llaman cuando te necesitan y después, si vos lo necesitás, ni te contestan o te piden que vayas a laburar gratarola".

-¿Los clientes te reconocen?

-Sí, la gente me reconoce, me piden fotos, me filman y me piden saludos para chicos que cumplen años. Tengo que destacar que me quieren mucho.

-¿Volverías a la actuación?

-Siempre estoy a disposición, pero lamentablemente no me llaman para hacer otros papeles como actor. Me encasillaron como Amigacho. Este medio es muy cruel. Te llaman cuando te necesitan y después, si vos lo necesitás, ni te contestan o te piden que vayas a laburar gratarola. Lo que sí hago gratis y a beneficio todos los años es participar de Un sol para los chicos, por El Trece. Ah, y hace dos meses me llamaron de una productora para hacer un bolo en un ciclo del INCAA, hay alguien que se acordó de mí como actor. Lo grabamos en Devoto y eso va a salir al aire pronto. Lo protagoniza Violeta Urtizberea.

-Siempre fuiste muy coqueto, ¿puede ser que te hayas hecho algo en la cara?

-Sí, me hice unos retoques: me saqué un poquito de bolsitas, un poco de pómulos y me saqué papada. Ahora me estoy atendiendo con el doctor Lotocki, que me va a dejar mucho mejor. Ya les voy a mostrar fotos...

TE PUEDE INTERESAR