María Eugenia Ritó, sin reconciliación y deprimida: "Más de una vez pienso ¿qué hago, existo o me mato? " - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

María Eugenia Ritó, sin reconciliación y deprimida: "Más de una vez pienso ¿qué hago, existo o me mato? "

La vedette, separada desde febrero, reconoció que su marido no quiere volver. Y reveló que le encontraron un nódulo en un pecho. Su testimonio en BDV.

Su belleza está intacta. Su corazón, no. María Eugenia Ritó (38) sufre desde febrero por la separación de su marido, Marcelo Salinas (47). La vedette y el abogado rompieron tras seis años y medio de matrimonio (en total, 13 de relación sumando el largo noviazgo), pero ella no se da por vencida.

"No estoy pasando un buen momento porque me enteré que me tengo que sacar un nódulo de un pecho, me tengo que hacer una punción. Estuve llorando todo el día de ayer y pienso: 'existo o me mato?'".

En julio pasado escribió una conmovedora carta desde un spa de Córdoba: "Estoy pasando por un momento especial con mi marido, distanciada o separada, como quieran llamarlo. Y ése es el motivo por el cual estoy más acá, para estar desconectada de todo y poder conectarme acá con la naturaleza, que me encanta". Y ahora, ya de vuelta en Buenos Aires, manifestó su mal momento en una interesante nota con BDV.

"Estoy llevándola, remándola. Estamos. Estamos remándola. No estamos divorciados, estamos separados y no hemos llegado a ningún acuerdo. Desde febrero estoy sola. No estaba en mis planes separarme. Yo tengo ganas de volver, creo que él ya no tiene ganas. Igual ya no sé si quiero volver porque pasó mucha agua abajo del puente... El motivo por el que nos peleamos no lo voy a contar por él, por mí y por sus (3) hijos. No sé qué va a pasar. En caso de que se termine, espero que sea en buenos términos. El me ha dado todo y espero que todo se termine bien", detalló María Eugenia.
 

SU SALUD, UNA PREOCUPACIÓN
Sobre el final de la nota, la vedette se refirió a su estado físico (en el spa aprovechó para adelgazar) y reveló que tras acudir al médico recibió una noticia que la preocupó: "Tengo unos kilos de más, es humano. Sobre todo engordo más en las lolas, pero estoy a punto de sacarme. Y no estoy pasando un buen momento, porque me enteré que me tengo que sacar un nódulo de un pecho, me tengo que hacer una punción. Estuve llorando todo el día de ayer (se emociona)... Más de una vez pienso: 'existo o me mato?'".

¡Fuerza, Eugenia!

TE PUEDE INTERESAR