El difícil momento del Mini de Duro de domar: sufrió una parálisis facial - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El difícil momento del Mini de Duro de domar: sufrió una parálisis facial

El actor y predicador evangélico Juan Carlos Velázquez habló con BDV sobre el episodio de salud vivido mientras su mamá estaba internada: "Sufrí un pico de 21 de presión".

"Me acerqué a ellas y les dije ‘chicas, me están re calentando’. Se mataron de risa y me pidieron la foto, besito acá, allá. Ellas me pusieron las manos ahí. Es un trabajo en el cual uno siempre está haciendo presencias en boliches"

En una pésima racha, el Mini de Duro de Domar intenta recuperarse de la parálisis facial que sufrió, justo después de que se difundieran fotos del actor junto a dos mujeres en un boliche, apoyando las manos sobre sus lolas. Durante una entrevista para BDV, Juan Carlos Velázquez, quien además de actor es predicador de la Iglesia Evangélica Pentecostal de Béccar, aclaró: "Tenía a mi mamá internada y capaz que fue por los nervios que tuve, sufrí un pico de 21 de presión y me quedó la cara con parálisis parcial".

Respecto a las imágenes, el Mini justificó: "Vamos a ser realistas, yo trabajo en el medio y piden sacarse fotos. Yo vi a las chicas bailando, besándose entre ellas. Me acerqué a ellas y les dije ‘chicas, me están re calentando’. Se mataron de risa y me pidieron la foto, besito acá, allá. Ellas me pusieron las manos ahí. Es un trabajo en el cual uno siempre está haciendo presencias en boliches y predispuesto a estas cosas. Tampoco es algo grave. El trabajo es una cosa y la religión, otra. En la Iglesia el domingo no me dijeron nada, saben que es una ficción".

"Si Jesús me puso en este medio para trabajar, es para llevar su palabra. Si yo no voy a esos lugares y no predico la palabra de Dios… Porque muchos van ahí porque se sienten vacíos... A esas dos chicas no les prediqué porque me fui enseguida"

En cuanto a su vida personal, Juan Carlos confesó: "Estoy solo. Estaba de novio, pero estoy viviendo con dos chicas, una europea y otra cordobesa. Son amigas y compartimos el departamento". Desenfadado, el cómico acotó: "Esto me viene bien para tener publicidad para conseguir más laburo".

Al responder sobre las ironías de sus compañeros de Duro de Domar, que bromeaban con que le gusta la noche y el alcohol, el Mini argumentó: “Si Jesús me puso en este medio para trabajar, es para llevar su palabra. Si yo no voy a esos lugares y no predico la palabra de Dios… Porque muchos van ahí porque se sienten vacíos…. A esas dos chicas no les prediqué porque me fui enseguida”.

Finalmente, fue contundente con los panelistas del ciclo de Canal 9: "Está todo bien con ellos, pero estoy viendo que son perfectos, porque me juzgan. Más Matías Castañeda, que se cree puritano pero le falta mucho... Y con Julia Mengolini es a quien más quiero y con quien más peleo por sus salidas de noche". Y remató: "Hoy me siento cuidado, pero no me vinieron a visitar ahora, ni cuando estuve internado".

Por lo pronto, los médicos le dieron reposo de una semana, pero el Mini planea no volver a Duro de Domar hasta tanto se recupere de su parálisis facial.

TE PUEDE INTERESAR