Cacho Fontana en Intrusos, explosivas confesiones: Alberto Olmedo, las drogas y el escándalo con Tiraboschi - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Cacho Fontana en Intrusos, explosivas confesiones: Alberto Olmedo, las drogas y el escándalo con Tiraboschi

El mítico locutor habló sin tapujos en Intrusos sobre su vida, y rompió el silencio respecto de algunos de los episodios que lo marcaron.

Muchas historias del mundo de la farándula argentina se esclarecieron hoy en Intrusos con el testimonio de Chacho Fontana, tarde en la que el mítico locutor se reivindicó como Norberto Palese, el hombre detrás del personaje. El conductor se confesó sin tapujos frente a Jorge Rial y su equipo en el piso de América, donde habló de su relación con las drogas, dio su versión del famoso escándalo con la ex modelo Marcela Tiraboschi, quien en 1992 lo acusó de violencia de género e incitación a la droga (causa por la que fue sobreseído); su amistad con Alberto Olmedo y el supuesto affaire con Nancy Herrera que fue tapa de revista Gente en enero de 1987.

"Yo creo que a la Tiraboschi  me la plantaron por salvar un hijo. Este mensaje se lo estoy mandado al que sabe que yo sé. Y me callo. Dejémoslo ahí…"


SU VERDAD SOBRE EL ESCÁNDALO CON TIRABOSCHI
"Le agradezco lo que hizo a Marcela Tiraboschi (N de la R: ex modelo y secretaria televisiva de Gerardo Sofovich, quien en 1992 lo denunció por violencia de género e incitación a la droga, causa en la que fue sobreseído), porque me hizo descubrir una posibilidad humana y personal que desconocía… Yo sé quiénes lo hicieron, sé cuánta plata hubo, puedo decir de todo para defenderme, pero no es el asunto. El tema es que puedo estará acá sentado, con el honor limpio. Dos personas del medio que no me querían me armaron una cama, di broncas…".

"Esto viene después de Las 24 horas por Malvinas, desde ahí no me llamaron más, el medio me pagó con silencio… La trampa estaba tan bien armada que a mí Marcela me dijo: "Si me dejás, vis no laburás más". La vi y me di cuenta, fueron seis meses buenos de mi vida. Ojalá que le esté yendo bien a Marcela, que nunca más la vi ni se supo de ella. Estuve cinco años guardado, sin salir de mi casa, por la verguenza que sentí por el hecho del que se me acusaba".

"Yo creo que a la Tiraboschi  me la plantaron por salvar un hijo. Este mensaje se lo estoy mandado al que sabe que yo sé. Y me callo. Dejémoslo ahí…".

"El chiste (del tabique de platino en la nariz) lo dijo un periodista, que no voy a nombrar, delante de mi hija. Por eso con mi mujer Liliana nos sacamos una radiografía, por si alguna de mis hijas preguntaba. Pero nunca se los mostré, porque hablé con mis hijas".

 

SU ADICCIÓN A LAS DROGAS Y EL MITO DEL TABIQUE DE PLATINO
"A los 17 años, un hombre muy importante en la historia me llama y saca un papel amarillo grande. Eran todas luces, blancas, eran como estrellas y tenía una llave, abre, toma una porción y me dice ‘aspirá’… Consumir no es que me acercó al círculo del poder político, sino del poder cultural… Creo que a nadie se le puede negar que la droga sea un pasatiempo, lo que tenés que negar es si el pasatiempo se hace definitivo y te condiciona la vida. A mí no me pasó, no me la condicionó".

Luis Ventura le preguntó por el mito sobre el supuesto tabique de platino, por su adicción a las drogas. Cacho respondió: "Nos hicimos una placa muy importante con mi esposa. Ese chiste lo hizo una persona y después mucha gente se hizo eco de la bola. Sé que lo dijo un periodista, sin la profundidad que tenía que tener, pero no lo voy a mencionar. Lo dijo delante de mi hija. Por eso con mi mujer Liliana nos sacamos una radiografía, por si alguna de mis hijas preguntaba. Nunca se los mostré, porque hablé con mis hijas. Jamás tuve el problema de que me plantearan si tenía el tabique de platino. De ésa me salvé".

"Había un problema y quería solucionarlo. Como no había lugar para encontrarnos con Nancy, aparece un hotel cercano a donde es la foto de Gente. La cosa es que nos encontramos en El Mueble (un albergue transitorio) y nos sentamos alrededor de una mesa frente a frente, con una copa de champán, pero la cama armada como al llegar".


SU AMISTAD CON OLMEDO Y EL SUPUESTO AFFAIRE CON NANCY HERRERA
"En aquel tiempo ninguno de los dos andaba bien, ni Alberto ni yo pasábamos por un buen momento… Con el Negro éramos muy amigos, era un tipo que jamás guardaba rencor… Yo no traicioné a mi amigo Alberto. Lo que pasa es que tengo un límite en cuanto a los sentimientos de la gente que no está… Se van a reír, pero espero que me crean qué fue lo que pasó. Había un problema de gran alcance, lo único que puedo decir es que si Nancy nos escucha, ella es la única que no puede negar lo que pasó. Había un problema y quería solucionarlo. Como no había lugar para encontrarnos con Nancy, aparece un hotel cercano adonde es la foto de revista Gente. La cosa es que nos encontramos en el mueble y nos sentamos alrededor de una mesa frente a frente, con una copa de champán... pero la cama armada como al llegar. Cuando salgo, tenía todos los fotógrafos encima. Alguien le contó a los fotógrafos, no sé si Nancy, yo no quiero estar culpando a nadie... En ese momento yo me quise morir. Y no toda la vida es narrable, hay aspectos que son muy personales”.

En ese instante, Sandra Jacobson, la periodista de Gente que cubrió la noticia, le envió un mensaje de texto a Luis Ventura para explicar: “Fue Nancy quien avisó a la prensa y ese día no habían llegado al hotel. Ya habían tenido otros encuentros y nunca fui amiga de Nancy Herrera. Sólo hablábamos para hacer notas, ella arrancó a contarme la historia”.

“Yo por Nancy tengo mucho respeto, y por ese hijo, Albertito, que más cara de Olmedo no puede tener… De hecho, Alberto Olmedo fue el último en retirarse en el festejo de mi cumpleaños por los 50, un tiempo después del episodio”.


EXCLUSIVO: NANCY HERRERA HABLA DE LA CONFESIÓN DE CACHO FONTANA

TE PUEDE INTERESAR