Karina Jelinek, furiosa con Leo Fariña: "Le pedí el divorcio, es difícil convivir con un infiel; quiero que se vaya de casa" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Karina Jelinek, furiosa con Leo Fariña: "Le pedí el divorcio, es difícil convivir con un infiel; quiero que se vaya de casa"

La modelo habló con Infama al salir de su departamento y se descargó contra su ex antes de encontrarse con sus abogados. ¡Mirá el video!

"¡Leo no tiene cara para volver!. Me sentí una boluda, soy una mujer casada que ve tantas fotos y cosas. Por ahora prefiero callar en muchas cosas".

Las variadas fotos y videos que aportan supuestas pruebas de infidelidades de Leonardo Fariña, fueron colmando el vaso de la paciencia de Karina Jelinek. Hasta que rebasó y la modelo inundó de bronca su Twitter. Luego de tres meses de noviazgo y dos años y medios de casados, la modelo explotó contra el enigmático empresario del rodete. Y tras anunciar el fin de su matrimonio, descargó su su furia durante una entrevista con Infama en la puerta de su casa, ventanilla de auto mediante.

Con notable fastidio, Jelinek puso su mejor buena voluntad para afrontar cordialmente a Rafa, cronista enviado por el programa de Santiago del Moro: "Estoy mal, me separé. Estoy con abogados ahora, después que me asesoren, en el momento justo, voy a hablar", arrancó. Sin embargo, luego se desahogó con elocuencia: "Obvio que pedí el divorcio y como es difícil convivir con un infiel, se va a tener ir de casa".

"¡Qué voy a estar saliendo con otro chico! Estoy refugiada con mis amigas, estoy con mi familia y mis perras. No quiero saber de hombres por un tiempo largo, y creo que hasta nunca más".

La prueba cabal de que el vínculo estaba irremediablemente roto fue cuando Karina hizo alarde de que se quitó la alianza matrimonial. Tras lo cual se lamentó: "¡Qué voy a estar saliendo con otro chico! Estoy refugiada con mis amigas, estoy con mi familia y mis perras. No quiero saber de hombres por un tiempo largo, y creo que hasta nunca más. Justo ahora me voy a probar un vestido para hacer un desfile", contó cuando la consultaron por su futuro laboral.

Compungida e incómoda por no poder satisfacer la curiosidad de los periodistas, Karina aclaró: "Más adelante voy a ir a los programas, les agradezco por preocuparse, porque una separación no está buena. Más cuando es tan público y que todos los días se conozcan nuevas situaciones. No está bueno que pase esto con alguien por quien me jugué y a quien defendí cuando me puteaba medio país, al hablar ante Susana Giménez".

Respecto de la exuberante morocha que destapó el escándalo de infidelidad, la ex ShowMatch admitió: "Magalí Mora fue la gota que rebasó el vaso, porque hace un tiempo largo que no veníamos bien. Ahora entiendo por qué me decía que viaje sola, que no me podía acompañar. Entiendo muchas cosas, pero no me quiero descargar acá, lo tengo que descargar con mi psicólogo y mis abogados. Y no tengo bronca con la prensa. De hecho, le agradezco a Jorge Rial que me abrió los ojos, loco. Fue muy fuerte estar encerrada viendo esos videos y esas cosas. Igual, es una mancha más al tigre. Nunca quise hablar de mi relación porque tenía muchas dudas y prefería callar. Por ahora prefiero callar en muchas cosas”.

"No está bueno que pase esto con alguien por quien me jugué y a quien defendí cuando me puteaba medio país".

Ante una eventual reconciliación con su ex, Jelinek fue lapidaria: "¡Leo no tiene cara para volver! Me sentí una boluda, soy una mujer casada que ve tantas fotos y cosas. Supuestamente no le gustaba la noche. De hecho, lo invitaba a bailar o salir y nunca le cayeron bien mis amigos. Y yo no conozco a sus amistades, no sé por qué no me los quiere presentar, ¡ni a sus amigas conozco! Al principio me presentó a sus amigos de La Plata. Después, a su nuevo grupo de amigos ni lo conozco".

Al final, Karina Jelinek advirtió: "No quiero hablar más porque estoy muy caliente. Cuando me tranquilice y mis abogados estén conmigo, hablaré mejor y explicaré la situación. Por el momento, aclaro que estoy separada y no hay retorno. No me interesa volver de ninguna manera". Los letrados de la modelo serán Carlos Sánchez Herrera y Carlos Froment, en reemplazo de su amiga personal, Ana Rosenfeld.

Al mismo tiempo, pero desde Implacables, el polémico Leonardo Fariña intentaba sin éxito reconquistar a Karina y limpiar su maltrecha reputación. Tarde...

TE PUEDE INTERESAR