Conocé a Carmelo Flores Laura, el hombre más viejo del mundo: ¡tiene 123 años! - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Conocé a Carmelo Flores Laura, el hombre más viejo del mundo: ¡tiene 123 años!

Nació en 1890 en Bolivia, a más de 4 mil metros de altura. La revista Gente publicó la historia de vida de esta persona, que vivió a lo largo de 3 siglos. ¿Cuál es el secreto de su impresionante longevidad?

Conocé a Carmelo Flores Laura, el hombre más viejo del mundo. (Foto: revista Gente)

Carmelo asegura que el secreto de su longevidad es el consumo de cebada, quina (un alimento andino rico en proteínas) y hojas de coca.

Carmelo Flores Laura es el hombre más viejo del mundo. Este anciano boliviano tiene 123 años, vivió a lo largo de 3 siglos y marcó un nuevo récord mundial. Nació el 16 de julio de 1890 y asegura que el secreto de su longevidad es el consumo de cebada, quina (un alimento andino rico en proteínas) y hojas de coca.

Flores vive en Frasquía, Achacachi, a unos 150 kilómetros de La Paz, y en su casa está solo. Al lado reside uno de sus nietos, Edwin Flores, quien lo cuida. La mayoría de sus otros nietos vive en la capital de Bolivia.

Flores estaba casado con Micaela, quien falleció a los 107 años, y con quien tuvo 3 hijos (sólo uno de ellos vive, Cecilio, de 67). El hombre tiene, además, 16 nietos y 39 bisnietos.

Lo único que tiene es dificultad en la audición. En la vista, se coloca gotas de sangre de lagarto para ver mejor. Su mujer falleció a los 107 años. Tuvo tres hijos (vive sólo uno, Cecilio, de 67). Y tiene 16 nietos y 39 bisnietos.

"Así ando, solito, con los animales por el cerro. Antes no había fideos, ni arroz, pero ahora me traen del pueblo. Cultivaba papa y habas. Ahora tengo de todo para comer", le contó Carmelo a la revista Gente.

Su dieta, de acuerdo a su relato, fue bien variada: "Cuando me alimentaba con ovejas, las cocinaba sólo con grasa de cordero. Antes comía carne de zorrino preparada como chicarrón al menos dos veces por año, para no enfermarme. Pero ahora desaparecieron. Hasta lagarto o víboras comía".

Su salud es buena: el anciano camina erguido, reconoce a las personas a unos 30 metros y lo único que tiene es dificultad en la audición. En la vista, se coloca gotas de sangre de lagarto para ver mejor y usa una medicina para el cuerpo que prepara con tres víboras remojadas en una botella con alcohol.

¡Mirá las fotos de Carmelo Flores Laura, el hombre más viejo del mundo!

TE PUEDE INTERESAR