Maju Lozano y su separación: "El duelo es más largo cuando tenés un hijo, no te podés hacer la loca y no hablarle más a tu ex" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Maju Lozano y su separación: "El duelo es más largo cuando tenés un hijo, no te podés hacer la loca y no hablarle más a tu ex"

La conductora se animará al stand-up con una obra en la que hablará, justamente, de su ruptura con Julián Varde, padre de su hijo Joaquín, de 2 años.

A casi un año de haberse separado, por primera vez Maju Lozano dio detalles de su ruptura con Julián Varde, su ex pareja y padre de su hijo Joaquín (2).

La coconductora de Lalo por hecho (La 100, lunes a viernes de 9 a 13) se lanzará como monologuista en Rococó, mujeres al filo, un espectáculo en el que hará un stand-up que se referirá a su separación. En la obra, que se estrena este jueves en el Paseo La Plaza, Maju compartirá cartel con María Carámbula, Natalia Carulias, Srta. Bimbo Godoy y Diego Reinhold.

"Cuando hay hijos de por medio hay que ceder un montón de cosas, meterse el orgullo un poco en el culo y preservar la salud mental y emocional de los hijos".

"Mi monólogo habla de lo que es ser una mujer separada y lo que se me complica conocer a un tipo. Estoy muy cerrada. A algunos les da timidez encararte y a otros todo lo contrario. Tienen una imagen formada de una", contó durante una entrevista con el programa Fuera de Rutina (sábados a las 19hs por FM 93.5, con la conducción de Sebastián "Pampito" Perelló Aciar y Juan Cruz Medina).

Además, Maju, con su característico humor pero hablando seriamente, reveló: "Me juega en contra ser conocida con los hombres, tenía más levante antes. Ahora estoy bien, pero hace un par de meses me ponía a llorar. Hablando en serio, es difícil, sobre todo cuando uno tiene un hijo chiquito. Al menos en mi caso, el duelo es un poco más largo cuando hay hijos. Hay otras cosas en juego, no te podés hacer la loca y no hablarle nunca más, es el padre de tu hijo".

Sobre la relación con su ex, detalló: "Siempre tuvimos una buena relación, ya estoy grande, tengo 41 años y uno se toma de forma más adulta las separaciones. Creo que nos llevamos mejor separados que juntos. Cuando hay hijos de por medio, hay que ceder un montón de cosas, meterse el orgullo un poco en el culo y preservar la salud mental y emocional de los hijos. Hay una cosa curativa en convertir algo tan dramático con humor. Lo empecé en febrero, todo estaba a flor de piel, yo estoy separada desde noviembre del año pasado, todavía no cumplí un año".

TE PUEDE INTERESAR