Juan Martín del Potro, íntimo y familiar: "Cuando vuelvo a Tandil, duermo en mi cuarto de siempre" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Juan Martín del Potro, íntimo y familiar: "Cuando vuelvo a Tandil, duermo en mi cuarto de siempre"

El tenista número 7 del mundo ha ganado más de 12 millones de dólares en premios, pero mantiene su perfil sencillo, y habló de todo en La Nación Revista.

Juan Martín del Potro, íntimo y familiar (Foto: Web).

"Yo sé que mi hermana mayor (falleció en un accidente automovilístico) me cuida y me guía, y que siempre me da fuerza".

Es uno de los deportistas argentinos más importantes de la actualidad y el tenista nacional que más dinero ha ganado en premios, con más de 12 millones de dólares (según cifras oficiales de la ATP). Pero Juan Martín del Potro sigue manteniendo ese aire bonachón, y su bajo y austero perfil.

El tenista brindó una entrevista a La Nación Revista y habló de su familia, su vida en su Tandil natal, su infancia, su hermana mayor fallecida, su amor por Argentina y mucho más. “No vivo afuera del país porque me gusta acá. Cargo mucha energía estando con mis amigos y familia. Ir a mi ciudad y disfrutar de mi casa”, explicó “Delpo”.

A pesar de su madurez, Juan Martín sólo tiene 24 años y los recuerdos de la infancia aún frescos en su memoria. “‘Dragon Ball Z’ era mi dibujito preferido. Con ‘El Chavo’ era lo que más miraba. Hasta tuve el álbum de figuritas”, aseguró Juan Martín.

"En Tandil mi mamá me dice: 'Juan, a comer' y vuelvo a sentirme como un chico. Duermo en mi cuarto y está todo igual. Mi osito de Boca, que tengo desde los 4 años, está al lado de mi cama".

Un párrafo aparte merecen sus declaraciones sobre su familia. “Desde arriba me guían, mi hermana para mí es muy importante (falleció en un accidente automovilístico). Le hago un regalo en cada partido, la señal, tengo recuerdos hermosos a mi familia y a mí no nos gusta hablar de eso, pero es muy especial. Yo sé que me cuida y me guía, y que siempre me da fuerza”, afirmó emocionado el joven, que tiene una hermana menor llamada Julieta.

Sobre el final, se refirió a su estilo de vida en su lugar en el mundo. “En Tandil mi mamá me dice: 'Juan, a comer'. Y dejo de tener mis momentos solo. Vuelvo a sentirme como un chico. Duermo en mi cuarto y está todo igual. Mi osito de Boca, que tengo desde los 4 años, está al lado de mi cama”, finalizó. Un gigante de gustos simples. 

TE PUEDE INTERESAR