Ernestina Pais y su drama: "Me tenía miedo a mí misma, porque no me podía controlar" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Ernestina Pais y su drama: "Me tenía miedo a mí misma, porque no me podía controlar"

La conductora habló de su salud, de cómo se desencadenó su problema y dio detalles de su vida hoy. Su hermana Federica también se refirió al tema.

  • Video

"Cuando mi novio me dijo 'bueno, me voy a buscar la receta a lo del psiquiatra', le respondí 'no te vayas, porque me voy a matar'. Entonces me contestó 'bueno, me quedo, ¿por qué llorás?' y le dije: 'Porque me voy a morir'. Me tenía miedo a mí misma porque no me podía controlar".

"Estoy cerca de estar bien", había dicho Ernestina Pais (41) hace un mes. La conductora estaba en plena recuperación de sus ataques de pánico, que la obligaron a irse de Desayuno Americano.

En el momento de su forzado cambio de ritmo se había expresado a través de un comunicado: "Sufro ataques de pánico, una enfermedad imprevisible que me hace fluctuar a momentos muy angustiantes".

Ernestina debió hacer una pausa, sin el trajín de los medios. Ocuparse de ella y nada más. Federica, su hermana, habló del tema en BdV (ver video), el programa de Angel de Brito en Magazine: "Está más tranqui, está guardadita, está bárbaro… Se habló mucho, pero no tengo ni idea, no miro. Básicamente, cuando uno se corre de lo que lo estresa mucho y empieza a hacer un tratamiento, está ahí ya mejor".

Luego de pasar unos días en una spa médico en Córdoba, se refirió a cómo es su realidad hoy y qué es lo que le pasó: "En un primer momento, pensé que me había vuelto loca. El ataque de pánico es una descarga enorme de adrenalina que genera el cuerpo. En general, viene después de un estrés prolongado. En definitiva, es un trastorno de ansiedad de estos tiempos. Yo en el último tramo del primer año de Caiga Quien Caiga tuve un pico de 18 de presión al aire. Nadie lo supo, nunca. Pero hice un programa en vivo en ese estado, con una sublingual y un médico atrás del decorado", relató Ernestina Pais en Personajes.tv.

"Yo sé que muchos hablaron de drogas con respecto a mí. Sucede que la adrenalina es lo que se despide cuando consumís o hacés cualquier tipo de actividad que genere adicción. Y en un ataque de pánico, pasa lo mismo".

Puntualmente, sobre aquel día que dijo basta, la conductora reveló: "La noche anterior había ido a ver un show con mi novio, en Niceto. Yo voy mucho ahí porque él es el dueño. A lo mejor están todos de la cabeza, pero Nicolás está trabajando y yo estoy acompañándolo. Fuimos y volvimos a casa. A la una ya estábamos durmiendo. Me despierto a las 7 de la mañana y cuando voy al baño, me largo a llorar. Lloraba, lloraba, lloraba. No paraba. Cada vez era más grande el llanto. Lloraba como un niño, con la angustia más extrema. Iba creciendo tanto que en un momento le digo a mi novio: "Llamala a Roxy" (la productora de Desayuno Americano), porque ya eran las ocho menos cuarto y yo todavía no había salido de casa. 'Decile que yo me calmo y voy'. No sabía lo que estaba viviendo y cuando me dí cuenta de que no lo estaba manejando, le dije a Nicolás que llamara a Juan Cruz Avila, que además de ser el productor general del programa, es psicólogo. Nico lo llama y la decisión del psiquiatra fue triplicar una medicación que yo ya estaba tomando, un antiangustiante que me habían dado por el tema de la depresión".

Ahí no terminó todo y Ernestina continuó su relato: "Cuando Nicolás me dijo 'bueno, me voy a buscar la receta a lo del psiquiatra', le respondí 'no te vayas, porque me voy a matar'. Entonces me contestó 'bueno, me quedo, ¿por qué llorás?' y le dije: 'Porque me voy a morir'. Me tenía miedo a mí misma porque no me podía controlar".

La conductora también aclaró algunas versiones que giraron en torno a ella: "Cuando me calmé, hablé con Daniel Grinbank, que es mi representante. El me conoce mucho y me aconsejó pedir una licencia porque, entre otras cosas, yo no podía salir a la calle. Pero en el canal me dijeron que no me podían esperar. Y yo dije: 'Bueno, no me esperen'. Yo sé que muchos hablaron de drogas con respecto a mí. Sucede que la adrenalina es lo que se despide cuando consumís o hacés cualquier tipo de actividad que genere adicción. Y en un ataque de pánico, pasa lo mismo. Por otro lado, la explicación de por qué Benicio (su hijo de 8 años, fruto de su relación con Alejandro Guyot) dormía con su padre tiene que ver con que no estaba la niñera y como yo no podía salir de mi casa, no lo podía llevar a la escuela. Nada más. No es que yo estaba loca y me habían sacado la tenencia. Lo único que repetía era 'quiero irme con mi papá' y 'quiero que me devuelvan mi vida'".

TE PUEDE INTERESAR