Pasar al contenido principal

Araceli González, indignada por las fotos hot de su hija: "Fue víctima de una mala jugada"

La actriz habló con Gente sobre el escándalo desatado por la publicación de una serie de provocativas imágenes de Florencia Torrente

Como mamá estoy profundamente dolida”, es lo primero que quiere aclarar Araceli González cuando se le pregunta por las polémicas fotos de su hija, Florencia Torrente, que días atrás llegaron a la revista Paparazzi y a la Web.

"Como mamá estoy profundamente dolida. Lo que se vio es el descarte del material, y para colmo habría sido manipulado".

Entrevistada por Gente, la actriz habló por primera vez del escándalo desatado por las imágenes donde se ve a su hija en topless y sin ropa interior: “Flor fue víctima de una mala jugada. Posó para un fotógrafo argentino radicado en Londres, que retrata chicas de todo el mundo con una estética particular, para un libro temático. Como lo haría cualquier modelo para revistas de moda vanguardista”, dijo, coincidiendo con el comunicado oficial que emitió Torrente para solicitar que no se difundan más las fotos.

Y agregó: “Lo que se vio es el descarte del material, y para colmo habría sido manipulado: faltan efectos gráficos sobre el topless y borraron la ropa interior en una de las tomas. No entendemos cómo se filtraron”.

“La excusa de ‘sos público, báncate que hablemos de vos’ es lacerante”.

Sobre el revuelo mediático que se generó y el supuesto enojo de su ex y padre de Flor, Rubén Torrente: “Duele. Aunque nadie ni nada cambia la imagen de mi hija. Todos sabemos quién y cómo es. Su papá jamás habló con los medios. De hecho, se enteró por Flor al regresar de su viaje. Fue blanco de discusiones mediáticas. Por suerte, quienes están en el tema (la moda) saben de qué se trata y en qué contexto se trabaja”.

La actriz y conductora resumió sus sensaciones y las de su familia al concluir: “La excusa de ‘sos público, báncate que hablemos de vos’ es lacerante”.