El Chino Darín, enamorado: "Estoy muy contento con Calu" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El Chino Darín, enamorado: "Estoy muy contento con Calu"

Ante el desafío de participar en Farsantes, la nueva tira de El Trece, el hijo de Ricardo Darín mantuvo un mano a mano imperdible con Ciudad.com. Trabajo, presiones y amor. ¡Mirá! 

  • Video

Se lo ve tranquilo ante el tremendo desafío que significa formar parte de un elenco encabezado por Julio Chávez, Facundo Arana, Griselda Siciliani, Benjamín Vicuña y Alfredo Casero en Farsantes, la nueva tira de El Trece que debuta este miércoles 26 a las 22.45.

¿Serán los genes? ¿El haber crecido entre artistas lo hará moverse tan naturalmente entre los grandes que lo rodean en la presentación de la tira? Vaya uno a saber, pero lo cierto es que el Chino Darín se muestra amable y dispuesto en el mano a mano exclusivo con Ciudad.com: su papel en la ficción, su propia crisis vocacional, ser el hijo de Ricardo Darín y su noviazgo con Calu Rivero son algunos de los temas que el joven (galán del futuro, sin dudas) trató con nosotros.

"Cuando era chiquito me crié dentro de ese ambiente y no hay manera que los chicos no se vean atravesados por lo que hacen sus familiares directos".

- ¿Cómo es tu personaje en la tira?

- Mi personaje es el hijo de Julio Chávez e Ingrid Pelicori. Es un chico que está atravesando como cualquier adolescente la etapa de definir a dónde vas después de terminar el colegio y qué es lo que vas a hacer de tu vida. Todo en un contexto familiar complicado, con temáticas muy contemporáneas.

- ¿Cómo te sentís rodeado de semejantes actores?

- Está buenísimo, para mí es un placer y un orgullo formar parte de este proyecto con actores tan importantes. Estoy aprendiendo mucho y estoy súper agradecido a Pol-ka por convocarme.

- ¿Sentís presión?

- No sé si presión, sí estamos atravesando un período de adaptación y conocimiento entre los que hacemos el programa. Lo estoy disfrutando muchísimo.

"La verdad es que estamos pasando un muy buen momento con Calu". 

- Recién mencionabas que tu personaje atraviesa una crisis vocacional y no sabe a qué dedicarse. ¿Vos viviste algo parecido?

- Sí, totalmente. Lo viví a pleno. Si bien familiarmente, por las cosas que pasan en su casa, el personaje no tiene necesariamente paralelismos con mi vida; después desde lo personal y privado del personaje sí hay muchos puntos de contacto conmigo y con lo que yo he vivido. A mí me pasó: yo no estaba del todo seguro, siempre tuve ese sentimiento que me tiraba para un lado y no lograba descifrarlo. Me costó mucho tiempo entrar en sincronía con eso y, sobre todo, me llevó mucho tiempo de análisis proyectándome trabajando de grande. Después te das cuenta que no todo es tan definitivo y uno tiene mucha capacidad de maniobra. Por suerte, pude transitar un par de espacios hasta encontrar mi lugar.

- Uno pensaría que al ser hijo de Ricardo Darín, ¡ya sabías desde la cuenta que querías ser actor!

- No, cuando era chiquito me crié dentro de ese ambiente y, como en cualquier casa, no hay manera que los chicos no se vean atravesados por lo que hacen sus familiares directos. En ese sentido, a mí me pasó. Fantaseaba con esa idea, jugaba con la idea de ser actor.

- En algunos casos, ocurre lo contrario y a los hijos les agarra fobia al trabajo de los padres.

- Sí, puede pasar eso o se alinean con lo que es la profesión de sus padres. En este caso, me pasó de forma paulatina porque era algo que yo sentía pero lo fui descubriendo con el tiempo.

- Y en lo personal, ¿cómo estás con Calu?

- Muy bien, por suerte. La verdad es que estamos pasando un muy buen momento. Puedo hablar por mí y estoy muy contento con ella y la relación que estamos teniendo.

TE PUEDE INTERESAR