El debut de Celebrity Splash: un megashow que no hace agua - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El debut de Celebrity Splash: un megashow que no hace agua

Por Mercedes Barradas. La nueva apuesta de Telefe desembarca en una grilla huérfana de realities con famosos. Y mostró que, a pesar del entrenamiento, la popularidad gana a la destreza. 

La nueva apuesta de Telefe desembarca en una grilla huérfana de realities con famosos.

Anunciado hace meses y con fechas de estreno pospuestas en varias oportunidades, Celebrity Splash tuvo su gran noche de debut. En una televisión que siente la falta de Marcelo Tinelli y sus competencias entre famosos, el formato de origen holandés producido por Eyeworks-Cuatro Cabezas le devolvió la mística del show familiar a la grilla.

Novedoso y particular, a nivel mundial Celebrity Splash bate records de audiencia y el debut en nuestro país no fue la excepción: con 22.1 puntos de rating de promedio logró vencer al partido disputado entre Ecuador y Argentina por las Eliminatorias Brasil 2014 (18.9 puntos) y consagrarse como el programa más visto del día.

Con 22.1 puntos de rating de promedio logró vencer al partido disputado entre Ecuador y Argentina por las Eliminatorias Brasil 2014 (18.9 puntos) y consagrarse como el programa más visto del día.

Con Marley a la cabeza marcando el ritmo descontracturado y fresco del ciclo, muchos fueron los deslices que hicieron notar que un primer programa nunca es fácil. Luli Fernández, como pato en el agua, se lució una vez más secundando al conductor y entrevistando en la previa a los participantes. Desde el "más allá" televisivo, la locución de Carla Bonfante (que acompaña los programas de Marley desde hace tiempo) tuvo sus puntos fuertes rematando chistes y apuntando datos que se perdían en la vorágine del estreno.

El jurado del ciclo es tan diverso como exacto para puntuar a los famosos. Integrado por el bailarín Maximiliano Guerra, el actor Miguel Ángel Rodríguez, la modelo Carolina Pampita Ardohain y Mariana Montes, instructora de saltos ornamentales, cada uno calificó desde su especialidad. Guerra analizaba las posturas, Pampita la estética, Mariana Montes la estructura general del salto y el entrenamiento previo y Miguel Ángel Rodríguez fue la voz del pueblo, el que le pone buena nota al más simpático y querible de los personajes.

En su primera emisión, 6 de los 24 famosos convocados para el espectáculo acuático tuvieron su turno de tirarse a la pileta en el Natatorio Olímpico Alberto Zorrilla de la ciudad de Mar del Plata. Ximena Capristo, Pichu Straneo, Leandro Penna, Silvia Pérez, Pía Slapka y Federico Amador fueron las primeras celebrities en hacer "splash".

Vencida por sus miedos, Pía Slapka gritaba, caminaba y lloraba, de un lado al otro del trampolín. El salto de Pía no salió y fue eliminada en un acto de piedad. ¡Pare de sufrir!

Entre salto y salto, el momento melodramático de la noche estuvo a cargo de la modelo Pía Slapka. Vencida por sus miedos, iba y venía por la plataforma de salto gritando y llorando, mientras su marido, Paul García Navarro, hacia fuerza para llorar a la par de su amada. El salto de Pía no salió y las lágrimas de Paul tampoco. Finalmente la rubia fue eliminada en un acto de piedad, ¡pare de sufrir!

En la tabla de puntuación, Ximena Capristo lideró la competencia. Sin embargo, como en todo talent show, el as bajo la manga era el voto del público. De un minuto a otro, Pichu Straneo pasó del último lugar al primero gracias al apoyo de la tribuna. La hinchada de veinteañeros no le dio otra oportunidad a Silvia Pérez confinándola a la eliminación. Esta modalidad de voto popular será lo que terminé de consagrar a los ganadores. Al menos en un primer análisis, la dresteza y la profesionalidad de los saltos quedan en un segundo plano, y la popularidad y la picardía pondrán en el podio al gran favorito. Los grandes candidatos: Pichu Straneo, Georgina Barbarossa, Nazareno Móttola y Gladys Florimonte.

En tiempo de redes sociales y al ser un programa grabado, durante la semana pasada se filtraron los nombres de los eliminados de la primera y la segunda ronda. A pesar de no haber sorpresas en este sentido, el pueblo quiso saber de qué se trataba.

Y como un cumpleaños en una quinta, la noche terminó con anfitrión e invitada tirándose a la pileta para cerrar un debut que le devolvió el olorcito a megashow a la televisión argentina.

Respecto a la producción técnica, al no estar en un estudio, Celebrity Splash no fue de lo mejorcito. Imposible tarea para los sonidistas aplacar el eco de un estadio con una pileta. Iluminar semejante estructura también fue un calvario y terminó dejando áreas oscuras y reflectores que no cegaban. Quizás sobre la marcha, estos problemas puedan corregirse.

Si Susana Giménez tiene a Ricardo Darín de cábala, Marley tuvo el toque de midas de Florencia Peña. Vestida como una Esther Williams desvencijada, Flor acompañó el debut de su amor con pases de humor y comentarios desopilantes.  Y como un cumpleaños en una quinta, la noche terminó con anfitrión e invitada tirándose a la pileta para cerrar un debut que le devolvió el olorcito a megashow a la televisión argentina.

TE PUEDE INTERESAR