Chano, de Tan Biónica, revela cómo se enamoró de Celeste Cid: "Me empezó a gustar viéndola en televisión" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Chano, de Tan Biónica, revela cómo se enamoró de Celeste Cid: "Me empezó a gustar viéndola en televisión"

Santiago Moreno Charpentier le contó a la revista Rolling Stone el comienzo de su historia de amor con la actriz de Sos mi hombre. ¡Enterate!

Chano de Tan Biónica y Celeste Cid, enamorados. (Fotos: Web y revista Pronto)

Aunque Celeste Cid había decretado: "Andá con la musiquita a otro lado. Músicos no", poquísimo tiempo después Santiago Moreno Charpentier aparecía en su vida.

Ya en enero de 2013, a poco más de dos meses de estar de novios, la actriz de Sos mi hombre se animaba a decir: "Estoy perdidamente enamorada. Es raro… ¿Viste cuando sentís que conocés a alguien desde siempre y nunca lo viste? Bueno, pasó un poco eso. Chano llegó en el momento perfecto".

"Yo no tengo ningún problema en decírselo a ella: me empezó a gustar viéndola en televisión, como algo casi icónico. Me parece la mina más linda que hay y es la que yo quiero", confió Chano.

Ahora, Chano le contó a la revista Rolling Stone cómo fue que se enamoró de Celeste. Según explayan en la publicación, el líder de Tan Biónica se había peleado con su última novia y había decidido estar un tiempo solo y encerrado en su casa. Entonces, así, simplemente, se enamoró de quien es hoy su mujer mirándola en Sos mi hombre. "Yo no tengo ningún problema en decírselo a ella. Me empezó a gustar viéndola en televisión, como algo casi icónico. Me parece la mina más linda que hay y es la que yo quiero. Con la película El amigo alemán, en la que hace un papel brillante, lloré hasta el final".

Entonces, Chano le pidió a Ludovico di Santo (también actor de la tira de El Trece) que le consiga el teléfono de Celeste, pero ella se negó amablemente. Entonces el músico intentó con otro amigo actor y ahí sí empezaron las charlas por Whatsapp y mensajes directos por Twitter. La primera cita fue el 17 de noviembre, después de la ceremonia de los Premios Tato.

Debieron esquivar a tooodos los medios y fotógrafos presentes, y finalmente se encontraron por primera vez en el estacionamiento. Cuando los periodistas se fueron abandonaron el lugar sin ser vistos. Chano cuenta el final de la historia: "Y nunca más nos separamos".

TE PUEDE INTERESAR