Pasar al contenido principal

SIN LÍMITES

Apareció el video prohibido de Florencia Peña: revuelo y escándalo en la Web

Luego de que la actriz reconociera la existencia del mismo, filtraron el contenido en un sitio de hosting de archivos. Y se viralizó rápidamente por Twitter. Gran polémica.

  • Foto
  • Video

"El video fue hackeado obscenamente y directamente. No sé cómo, estamos tratando de averiguarlo".

"Yo tenía un video de mi marido, Mariano Otero, y mío, que pertenece al ámbito de la privacidad. Sé cuál es el video, lo reconozco. Sé fecha, horario, todo de ese video. Quiero decir que no perdí ni mi celular ni mi computadora como para decir que alguien me lo robó. No, el video fue hackeado obscenamente y directamente. No sé cómo, estamos tratando de averiguarlo. Tratamos de entender cómo eso llega a las manos de alguien, que después te lo ofrece a vos".

-----------------------------------------------------------------------

El jueves 20 de diciembre, 48 horas después de que Luis Ventura contara que había visto un video prohibido de Florencia Peña (por el que le habrían pedido 30.000 pesos) la propia actriz llamó a Intrusos para hacerse cargo de la existencia de las imágenes, y al mismo tiempo pedir enérgicamente que el contenido no fuera publicado. No alcanzó.

"El video es un acto de amor entre dos personas y pertenece al absoluto ámbito privado mío y de Mariano, padres de dos hijos. Es en la habitación de mi casa y no debería salir a la luz...", imploraba Florencia Peña hace una semana.

Seis días después de aquel sinceramiento de Flor, las imágenes fueron filtradas a través de un sitio de hosting de videos, y se viralizaron rápidamente vía Twitter, durante la madrugada del jueves, generando un previsible revuelo y un escándalo que seguramente terminará en Tribunales.

"Ese video es un acto de amor entre dos personas. A pesar de todo, Mariano y yo estamos juntos en esto. Yo ayer arrancaba mis vacaciones y cuando me contaron del video, te juro que dije ‘no hay manera. Lo único que tengo, lo tengo yo re guardado’. Entonces empecé a joder. Y después, cuando me enteré que ese video existe y me fijé en el video que yo tengo, dije: 'Alguien me hackeó'", contó Peña antes de que se difundieran las imágenes en la Web.

"El video pertenece al absoluto ámbito privado de dos personas, marido y mujer, como Mariano y yo, padres de dos hijos. Es en la habitación de mi casa y no debería salir a la luz… Yo no tengo más remedio que mandar cartas documento a todos los portales pidiendo que este material sea censurado", avisaba Florencia Peña hace tan sólo una semana.

Una vez más, Internet demostró que no sabe de límites. Queda en los medios conocer los suyos.