Julieta Gómez: el parte médico dice que "su estado es crítico" | Ciudad.com

CON PRONÓSTICO RESERVADO

Julieta Gómez: el parte médico dice que "su estado es crítico"

A pedido de la familia de la ex participante de Soñando por Bailar 2, desde el Hospital Austral se envió a los medios un texto que detalla cómo se encuentra la modelo.

Desde que se conoció la noticia del intento de suicidio de la ex participante de Soñando por Bailar 2, Julieta Gómez, en el mediodía del jueves 8 de noviembre, se supo de su estado de salud a través de mensajes informales que su novio Rodrigo Santos escribió en su cuenta de Facebook.

Además, su familia decidió romper el silencio el lunes 12, mediante un comunicado enviado a Infama, aunque allí no dieron detalles de su estado. "Julieta fue operada sólo una vez, está luchando por su vida y acompañada de toda su familia", afirmaron.

Ahora, a pedido de la familia, el Hospital Austral envió el primer parte médico oficial:

A pedido de la familia de la paciente Julieta Gómez, se emite el presente parte. La paciente se encuentra internada en la Unidad de Cuidados intensivos del Hospital Universitario Austral.

Ingresó al Hospital Universitario Austral el día 08/11/12. Luego de su ingreso fue sometida a un procedimiento Neuroquirúgico, permaneciendo en coma, sedada y bajo asistencia respiratoria mecánica, presentando un pronóstico reservado.

Votá

26 votos
33 votos
La publicación de comentarios está sujeta a moderación para cuidar el respeto entre los usuarios y las normas de privacidad. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Comentarios(4)

Mila_amor

Siempre hay que rezar por los

Enviado por Mila_amor en .

Siempre hay que rezar por los demàs, especialmente en estos casos, y esperar con toda la fe en un milagro! Yo siempre rezo por todos los casos que me entero, niños por sobre todo. Estoy segura de que muchos de los "negativos" que aquí escriben , les gustaría que alguien rezara por ellos cuando estén viviendo algún mal momento. Un consejo: no escupan para arriba, porque nadie escapa ni a la vejez, ni a la enfermedad ni a la muerte.