Claudio Tolcachir fue papá junto a su pareja a través de un vientre subrogado: "Fue en Chicago porque lo pudimos anotar a nombre de los dos papás" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Claudio Tolcachir fue papá junto a su pareja a través de un vientre subrogado: "Fue en Chicago porque lo pudimos anotar a nombre de los dos papás"

El director teatral de 42 años se convirtió en padre de Camila y habló de sus primeras sensaciones tras la paternidad.

Claudio Tolcachir fue papá de una nena junto a su pareja a través de un vientre subrogado. (Foto: Instagram)

Fue papá a principios de agosto. Pero la historia se conoció recién ahora. El actor y director de teatro Claudio Tolcachir (42) se convirtió en padre de Camilia junto a su pareja a través de un alquiler de vientre. En una entrevista radial con María O’Donnell, el director teatral confesó: "Fue en Chicago, por vientre subrogado. Fue maravilloso porque pudimos estar con la familia de la gestante. Con el elenco de Emilia (la obra teatral) fuimos un mes antes de que naciera".

Feliz por su paternidad, Tolcachir explicó el motivo por el cual eligieron el estado estadounidense de Illinois: "Fue porque allá lo pudimos anotar a nombre de los dos papás. Además, a partir de la ley de matrimonio igualitario, acá también está la posibilidad de que dos padres anoten a un chico". 

Luego, se expandió sobre el tema en una nota con el diario Perfil: "Lo vivo con pura alegría. Desde los 14 años quería ser papá. Es una experiencia humana enorme que deseaba y a la que quiero dedicar mi vida, después de dedicar tanto tiempo únicamente a proyectos que tienen que ver con el teatro. Mi vida siempre fue un poco comunitaria y ahora acabo de empezar mi comunidad más potente". 

Al final, Claudio Tolcachir reflexionó respecto de su futuro laboral a la luz de la llegada de Camila a su vida: "Una de las cosas que me permitió el teatro, precisamente, es conocer gente y lugares maravillosos. Pero con el tema de la paternidad, pocas cosas me generan ganas de salir de casa. Soy muy feliz. Tengo ganas de quedarme, disfrutarla y mirarla. La veo y tengo ganas de llenarla de amor y felicidad. La otra vez la veía y pensaba “todavía no se asustó”. Me di cuenta de que nunca tuvo un susto y pensaba en todas las sensaciones que tiene por vivir. Quiero estar ahí con ella, no para que no viva esas sensaciones, que son necesarias, pero sí para ser un puente". 

TE PUEDE INTERESAR