Pasar al contenido principal

Pedro Alfonso y Paula Chaves, los elegidos del público

Tras una brillante temporada en Carlos Paz, la comedia Despedida de Soltero siguió de gira por todo el país y se despidió este domingo en Buenos Aires, en medio de lágrimas y chistes internos. Las claves del éxito.

Por Ángel De Brito

Con 240 funciones (133 en Carlos Paz), Despedida de soltero se convirtió en la comedia más exitosa del año, con satisfactorias performances en cada lugar que se presentó. Este suceso convocó a 99.800 espectadores, desde su estreno, el 27 de diciembre, hasta su despedida, el 19 de agosto.

DDS se convirtió en la comedia más exitosa del año, con satisfactorias performances en cada lugar que se presentó. Este suceso convocó a 99.800 espectadores.

Antes de estrenar, muchos señalaban que este elenco mediático sólo sería un punto de referencia para los fanáticos que buscaran fotos con sus ídolos. Sin embargo, el público decidió lo contrario y colmó cada una de las funciones, como no ocurrió con varias figuras consagradas, que incluso tuvieron que anticipar los finales de sus espectáculos. El fenómeno se repitió hasta el último día en el Teatro Picadilly, donde hubo que agregar sillas y quedaron algunos familiares de pie.

La última presentación transcurrió entre varias bromas, con puertas que no se abrían en el momento indicado, indirectas sobre el Bailando o noticias como el episodio policial de Moria Casán en Paraguay. El grupo eligió como centro de las gastadas a Tito Esperanza, al que Nazarena y Jey Mammon “manosearon” de más, y Pedro Alfonso junto a Gustavo Conti jugaron a besarlo en la boca, por sorpresa.

Nazarena tuvo la tarea nada fácil de ser la maestra de ceremonias de este evento teatral. Otra vez, brilló como en sus mejores temporadas.

Más allá de lo anecdótico y del éxito comercial, esta obra será una bisagra para la carrera de todos ellos. Indudablemente, la pareja de Pedro y Paula Chaves es mucho más que una moda. El interés que despertaron por tercera temporada en el Bailando, el rating de mas de diez puntos con Concubinos y este debut teatral, los consagra definitivamente. Detrás del reconocimiento de los fans, ambos demostraron capacidad, ductilidad y eficacia en cada desafío. Y quizás, vuelvan este 2013 a encabezar nuevamente en Carlos Paz, con otro título y nuevo elenco.

Nazarena Vélez vuelve con esta obra a protagonizar otro gran éxito taquillero como en su momento le tocó con El champán las pone mimosas. Vélez fue una de las ideólogas de esta pieza, y dicen que luchó para tener en su compañía a cada uno de los integrantes. De esta manera, eligió a los más llamativos del Bailando anterior (P y P, Tito y Lemos) y le sumó a Gustavo Conti, Jey Mammon y a su hija Bárbara Vélez. Con gran experiencia, se desenvuelve cómoda en escena, con la tarea nada fácil de ser la maestra de ceremonias de este evento teatral. Otra vez, Nazarena brilla, como en sus mejores temporadas.

La pareja de Paula y Peter es mucho más que una moda. Y quizás, vuelvan este 2013 a encabezar nuevamente en Carlos Paz, con otro título y nuevo elenco.

Por su parte, Jey Mammon tuvo la posibilidad, no sólo de mostrarse como actor de comedia (fuera de su unipersonal), sino que además se convierte en centro de la misma por su alta gama de recursos histriónicos. Tanto Gustavo Conti como la híper delgada Sabrina Rojas (en reemplazo de Eugenia Lemos, que abandonó la obra por un reality chileno) se mueven con mucha soltura, tras varios años de participar de comedias similares.

Sin dudas, las sorpresas son Bárbara Vélez, Marcela Villagra y Tito. El subcampeón del Bailando demuestra mayor gracia sobre el escenario que en sus tímidas previas con Tinelli. Intenta todo el tiempo no desentonar con el resto y lo logra casi siempre.

Su mujer, en el rol més pequeño de la obra, interpreta sin fisuras a una detective, como si lo hubiese hecho toda la vida. Y por último, Bárbara Puchetta (hija de Nazarena) es una joven actriz que tiene una gran carrera por delante. Con una belleza única y una solvencia increíble, Barby puede convertirse en una gran estrella de este medio.

Quizás las críticas y los premios “serios” excluyeron a “DDS”, pero allí estuvo el público presente, para aplaudir de pie y consagrar esta buena idea.

¡Felicitaciones para todos!