Bailando en la cornisa - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Bailando en la cornisa

Todos los años, Marcelo Tinelli vuelve a la TV con un gran impacto, y siempre el momento de cerrar las listas de participantes y jurados genera expectativa mediática. Sin embargo, esta vez, la producción eligió una línea diferencial e incluirá casos con contenido social o vidas muy particulares.

Valeria Archimó junto a Gatito Nimo (camisa roja), el participante en silla de ruedas que podría ser su compañero de baile.

Todos los años, Marcelo Tinelli vuelve a la TV con un gran impacto, y siempre el momento de cerrar las listas de participantes y jurados genera expectativa mediática. Sin embargo, con Bailando 2012 a la vuelta de la esquina, esta vez la producción eligió una línea diferencial e incluirá casos con contenido social o vidas muy particulares.

La idea es que este año participen entre otros: un ex combatiente de Malvinas con una kelper, un soñador hipoacúsico, una soñadora con Síndrome de Down para bailar con Iñaki Urlezaga, y otro en silla de ruedas, que bailaría en dupla con Valeria Achimó.

En cuanto al héroe de Malvinas, el primero en recibir la propuesta fue el soldado Esteban Tries, que declinó la propuesta: "Me sorprendió muchísimo, ayer me reuní con uno de los productores y les dije que no estoy de acuerdo. Malvinas es un tema muy sensible para todo el país, para todos los que estamos reivindicando a nuestros hermanos veteranos de guerra que tienen daños psíquicos y físicos muy fuertes. No me parece parte del show, por más respeto que haya. Acá hay 649 héroes que murieron y más de 400 suicidios", aseguró en BDV. Tras la negativa, la producción sigue contactándose con otros veteranos para concretar la idea. Y se planea un viaje a Malvinas para convencer a una de las isleñas.

Por otro lado, Valeria Archimó se junto ayer en Ideas del Sur a ensayar con un joven que se mueve en silla de ruedas para experimentar y probar coreos, todo bajo la supervisión del jefe de coachs Hugo Avila. La idea es ensayar varias jornadas para comprobar si es viable que esta pareja se presente en un certamen tan exigente.

Archimó ensayó con Gatito Nimo, (corredor neuquino de motocross que tras un accidente en Chile en 2006 quedó en sillas de ruedas), quien fuera protagonista del sueño que representó la bailarina y su hermano Juan Leandro Nimo, en Bailando por un sueño 2008.

Aunque no sea muy popular, el Baile en Silla de Ruedas fue admitido en España como deporte en 1999 y desde ahí se incluyó en las Paraolimpiadas. Y existen dos vertientes: las de las parejas "dúo" (los dos componentes bailan en silla de ruedas) y las parejas "combi" (un componente de la pareja baila de pie). Así, se bailan distintos estilos como rock and roll, samba, cha-cha-cha, quick-step, jive y fox-trot, entre otros.

El motivador de todas estas incursiones fue la participación ejemplar de Noelia Pompa, campeona junto a Hernán Piquín de la edición anterior. La inclusión de Noelia generó críticas anticipadas, pero su desplazamiento prolijo por el certamen deshizo todas las especulaciones. Años atrás, la polémica llegó de la mano de Serafín Zubiri, el español no vidente que terminó sorprendiendo a todos.

Quizás todas estas historias retomen en el show la consigna de  "por un sueño" y aleje un poco del primer plano a los escandalosos de siempre. Sin dudas, Tinelli está curtido en cuanto a las críticas y no pierde oportunidad de sorprender ni de transgredir.

TE PUEDE INTERESAR