Graciela Alfano, la dueña de la galera - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Graciela Alfano, la dueña de la galera

Desde su Twitter, la gran villana del Bailando, dispara sin anestesia contra todos. Aníbal Pachano se siente "acosado", pero no renuncia al mediático certamen. Entonces, ¿quién es la verdadera "reina" del jurado?

Marcelo Tinelli se ríe junto a Grace, ante la mirada atenta Pachano. (Foto: Jorge Luengo)

“Antes hablaron de mí. Ahora yo hablo de ellos. El único y oficial Twitter de Graciela Alfano”, anunciaba la actriz desde su biografía en la red. No se equivocaba, ya que en menos de un mes aglutinó casi 200 mil seguidores fervientes de maldad virtual. Sus polémicos tweets sobre los participantes del Bailando y la farándula en general, tuvieron una repercusión inmediata. ¿Qué hay detrás de esta “twitterati” criolla (el término que se usa para los usuarios famosos)?

Como no podía ser de otra manera, la primera víctima fue el iracundo Aníbal Pachano. Por tercer año consecutivo, la pista de Tinelli soporta el eterno juego del gato y el ratón. Los Tom & Jerry del jurado  renuevan la coreografía de la pelea “hasta las últimas consecuencias”. El ex bailarín se pasea, de la mañana a la noche, desparramando su furia contra la rubia, en cuanto programa se lo solicite.

“Psicótica, enferma, hueca, mala persona, descerebrada, inútil, insoportable, ‘miau’, que me la chu… , decadente, callos sucios, vergüenza del mundo del espectáculo, hacete vos el test, vieja”, son solo algunas de las flores que le arroja hace tres años a la compañerita de estrado. Ella, inmutable, sigue adelante y asegura ser “portadora de verdad” y asevera que “él no tiene sentido del humor, y todos los que no lo tengan, que no lean mis tweets”.

Sin embargo, en estas últimas horas el conflicto se profundizó y el arquitecto más mediático de la tele amenaza con juicio,  no sólo a ella,  sino a sus contratadores de Ideas del Sur. Así, lo expresó en una nota para Intrusos: “Yo estoy dentro de una empresa donde tengo un contrato, en la que mi imagen es solamente para Ideas del Sur y mi imagen ha sido degradada".

Pachano asegura que su hija llora todo el tiempo porque Graciela habría puesto en duda el A.D.N de la misma. Lo cierto es que la tuitera logró, una vez más, su cometido. Los zumbidos del pajarito virtual retumban en los oídos de los Pachanos y los desquicia. Con varios de sus 140 caracteres, hizo estallar a tres artistas que usaron las cámaras de los programas de chimentos para criticarla. Pachano enviará una carta documento a Ideas del Sur para conseguir garantías laborales y asegura sentirse descuidado por la producción del programa. Sin embargo, es el tercer año que elige estar sentado allí y ser partícipe de este show. Más de una vez, aseguró estar analizando su renuncia. ¿Por qué no ejecutarla de una vez?

Pachano dice ser víctima de acoso en el lugar de trabajo. Algo demasiado serio, como para seguir maquillándose, calzándose los tacos y la galera, noche a noche, como si nada hubiera ocurrido.  ¿A qué precio? ¿Cuánto está dispuesto a soportar? ¿Estar en el programa más exitoso de la televisión vale la pena cuando está en riesgo su equilibrio emocional, el ‘ ‘manoseo’ de su trayectoria teatral, o la psiquis y el buen nombre de su familia?

La historia dice que la temporada anterior, los jurados tuvieron una audiencia en el INADI debido a supuestos dichos de Alfano sobre los homosexuales y el H.I.V. En esa oportunidad también se amenazó con una querella que nunca llegó. Incluso, se afirmó que jamás habría reconciliación. Pero como era de prever, tras un pedido de disculpas, todo quedó en la nada. La Justicia perdió el tiempo con los títeres televisivos de Marcelo, quitándole lugar a otras causas. Entonces, ¿quién termina siendo la reina de esta jungla?

Por lo expresado en estas líneas, ¿quién es la verdadera dueña de la galera? La respuesta está en el título de esta columna: ¡fush!

TE PUEDE INTERESAR