Robo en el Martín Fierro - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Robo en el Martín Fierro

Esta edición del gran premio de la televisión y la radio tuvo sus "perlitas negras". Aquí, el lado B del evento más glamoroso de nuestra farándula vernácula... y los grandes papelones de la noche.

El look de la diva costó unos 20 mil dólares. (Foto: Jennifer Rubio)

Mike Amigorena“choreó”, comentaban varios de sus colegas en el salón del Hilton por la conducción descontracté de la gala. Natalia Oreiro, Leticia Bredice, Calu Rivero, y Eugenia “La China” Suarez, se robaron las miradas lascivas de los hombres presentes. Gustavo Yankelevich se apoderó de los corazones de la sala con un discurso conmovedor. Sin embargo, “el gran robo” de la noche fue el de una estatuilla. Y el episodio terminó con personal de seguridad involucrado.

La foto de la noche fue el encuentro de Susana y Tinelli. Los dos 'número uno' arreglaron secretamente una futura cena.

La foto de la noche fue el encuentro de Susana y Tinelli en el escenario. Los dos "número uno" arreglaron secretamente una futura cena.Tinelli no se despegó en toda la noche del celular, mensajeando intensamente durante los cortes. Luego, en el quinto piso festejó con su equipo los tres premios obtenidos. En esa pequeña sala, llamó la atención de los presentes la acalorada charla entre Peter Alfonso y su ex novia la bailarina “Gigio” Soto. Tras un brindis, Tinelli se retiró solo del hotel manejando su auto.

Susana lució el vestido más costoso de la noche. Quince mil dólares para el Tom Ward comprado en Estados Unidos. Y cinco mil dólares, para los zapatos que calzaba la estrella de Telefé. Natalia Oreiro eligió para el ingreso un Oscar de la Renta, de unos siete mil, en moneda “yanqui”. En cuanto a Mirtha Legrand, se estima que su tan comentado atuendo de Gabriel Lage, le costaría unos cinco mil verdes a cualquier clienta común… porque a “Chiquita”, se lo obsequiaron.

Susana lució el vestido más costoso de la noche. Quince mil dólares para el Tom Ward comprado en Estados Unidos, y cinco mil dólares para los zapatos.

Algunos momentos de la noche:Pettinato se la pasó sacando fotos; Weich le aclaraba a todos que jamás vio un ovni (un programa había tirado la versión); Nicole Neumman y Jorge Ibáñez estuvieron de pie más de quince minutos buscando su ubicación; Betiana Blum jamás reconoció al autor de su unitario (recién lo identificó al ver su imagen en pantalla); Moria, coqueta, rechazó el postre de chocolate amargo; Inés Estévez le comentó a todos su felicidad por la edición de su primer libro; el más acosado para las fotos fue el gigante Carlitos Balá; y Fernán Mirás fue el que más lloró durante el recuerdo a Romina Yan.

Las mesas 1, 2, 3 y 4 fueron las mas visitadas de la noche. Allí, estaban los líderes de la tele: Suar, Tinelli, Susana y Mirtha. Moria se acomodó en una de las dos asignadas a Ideas del Sur. Se esquivaron durante la transmisión las ex parejas Cecilia Roth-Gonzalo

Heredia, el Corcho-Susana, los enemigos Puma Goity-Fabio Cuggini, y Viviana Canosa con Luis Ventura. Los cruces de miradas fueron intensos toda la noche, pero la sangre no llego al río.

Un fanstama recorrió la noche: Juana Viale. Todos se preguntaban si terminaría apreciendo sorpresivamente, si estaba escondida en alguna invitación, o si saldría desde bambalinas si ganaba su nominación. Con siete meses de embarazo, la protagonista del escándalo del año, prefirió mirarlo desde su casa y evitar el estrés de las preguntas de la prensa. A través de su celular, felicitó vía texto a los compañeros de su tira. Quizás, por la incomodidad de lo acontecido, Mirtha prefirió el bajo perfil. No se movió en toda la noche. Sin embargo, como gran estrella que es, se prestó a desfilar por la alfombra roja y espetar un “yo no he cometido ningún pecado”.

Entre los papelones de la noche, se destacaron la presencia en el escenario de Sofía Zamolo cuando ShowMatch recibió el premio a mejor producción.

Entre los papelones de la noche, se destacaron la presencia en el escenario de Sofía Zamolo cuando Showmatch recibió el premio a mejor producción. El premio a Darín, por una escena brevísima en Para vestir santos, también sorprendió a todos. Incluso a Suar que bromeó “todavía le debo el bolo”. El discurso del presidente de APTRA, enojó a las autoridades de América y de Canal 9, que cobijaron la ceremonia mientras nadie la quería. Su frase sonó desafortunada al agradecer que ya no estaban en un canal “chico”. Sí, el mismo que declaró un “esto es Hollywood en Castellano”, en la red carpet  vernácula.

Pero volviendo al comienzo, a pesar de todo esto, la velada transcurrió en paz hasta que… ¡fui testigo del robo de un Martin Fierro! Una estatuilla había desparecido. Pánico en la mesa diez. La víctima: el ganador en la terna cortina musical. Los ganadores Nicolás Repetto y Carlos Matari se ausentaron de la mesa y al volver no encontraban su galardón. El personal de seguridad se acercó al lugar e intentó poner calma, afirmando que todo estaba monitoreado por cámaras. Minutos después, apareció la culpable: la actriz Mónica Galán. La villana de Malparida terminó con “la tragedia”, revelando que había puesto el “Martín” debajo de la mesa para hacerle una broma a sus compañeros. La terna que faltaba: ¡el Fierro a la graciosa del año!
 

TE PUEDE INTERESAR