Juana, ¿la casa está en orden? - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Juana, ¿la casa está en orden?

La palabra más esperada es la de Mirtha. ¿Apoyará públicamente a su nieta? Por lo pronto, Marcela Tinayre la defendió. La reacción de Martín Lousteau al ver las fotos.

Juana Viale, en su personaje de Malparida. (Foto: Pol-ka)

La nieta de Mirtha Legrand nació famosa. Juana Viale del Carril, dos hijos y uno en camino, cuatro películas filmadas, diez personajes en TV y una historia amorosa que fue siempre blanco de la prensa, mucho más que su breve desarrollo profesional. Siempre sus romances fueron noticia. Algunos ciertos y otros no. Alé de Basseville, Iván de Pineda, Juan Cruz Bordeau, Juan de Benedictis, Tomás Fonzi, Gonzalo Valenzuela, Gastón Gaudio, entre otros. Se habló de otro tensita, de un empleado de la productora Endemol, y del ex de una conductora, actual de otra.

En noviembre, en los famosos almuerzos, anuncio la llegada de su tercer hijo, segundo con Manguera. Pero el escándalo la envolvió nuevamente, tras la última portada de Paparazzi, con las fotografías de Viale -embarazada de seis meses- con el ex ministro de economía de argentina, Martín Lousteau

El ex funcionario, de 40 años, ya estaba acostumbrado a los flashes, entre otras cosas por el episodio de la alcoholemia con la ex Bandana Valeria Gastaldi -hermanastra de Juana-  y su romance con  la hija de Palito, Rosario Ortega. Aunque lo niegue, Losteau no es un hombre reacio a los medios. Este ex profesor de tenis, trabajo como corresponsal de guerra en Afganistán para la revista El planeta urbano y el diario La Razón. Actualmente, tiene una columna radial en Perros de la Calle, en la Metro, y acaba de editar su tercer libro. Y jamás, pensó que se convertiría en una figura del mundo chimenteril.

Hoy todos hablan de esta supuesta relación, menos ellos. Los tres protagonistas conservan un impenetrable silencio, que en algún momento se verán forzados a quebrar. La única familiar declarante fue Marcela Tinayre y no hizo más que echar nafta al fuego, hablando de un país granhermanizado. Evidentemente a Juanita, no le interesa ser una gran jugadora.

Mirtha optó por no mostrarse públicamente. Nacho se encuentra fuera del país. Juana se refugia en sus hijos, en su piso de Palermo. Valenzuela pidió adelantar escenas de Un año para recordar (¿o para olvidar?) para pasar el fin de semana con amigos y familiares en su país. Y Losteau siente que le hicieron una cama, que está todo montado y niega tener una relación con la actriz. Lo único cierto es que las responsabilidades en este caso son individuales, pero las repercusiones salpican a muchos famosos.

Los periodistas iniciamos una cadena nacional del tema y todo es posible en esta novela malparida. La fiebre mediática llevo hasta arrojar datos inverosímiles como una posible vinculación de Lousteau con Lorena Paola. Muchos argumentaron que era otra jodita de CQC, por no saber que decir o por no quedar pegados como con la cámara oculta de la hija de Araceli. Varias prestaron sus lenguas viperinas para opinar. Por ejemplo, Fernanda Vives, que desde el #lugardefamosaembarazada, dejó de colgarse de la panza de la Tota para colgarse a la de Juana.

Sin ninguna duda, la palabra más esperada es la de Mirtha. ¿Apoyará públicamente a su nieta -como hizo Susana con su hija Mercedes “Tyson” en medio del escándalo- la criticara, o simplemente guardara silencio?

Por ahora, la casa de Juana y Gonzalo no esta en orden. Igualmente, les deseamos Felices Pascuas de Resurrección. Y que no les vuelvan a pisar la manguera.

TE PUEDE INTERESAR